Última hora

Leyendo ahora:

Obama y Putin siguen sin ponerse de acuerdo sobre a quién hay que apoyar en Siria

internacionales

Obama y Putin siguen sin ponerse de acuerdo sobre a quién hay que apoyar en Siria

Publicidad

En un encuentro al margen de la Cumbre del G20 que, pese a las imágenes, fue calificado de constructivo, ambos líderes dejaron patente la falta de confianza existente. El presidente estadounidense advirtió del peligro que supone la capacidad de reclutamiento de grupos como el Frente al Nusra.

En ese sentido, dijo Obama, después de que se anunciara que no había habido acuerdo con Putin, hemos tenido “conversaciones productivas sobre qué pinta tiene un alto el fuego real”. Uno, añadió, “que nos permita centrar nuestra atención en nuestros enemigos comunes, como el Estado Islámico (EI) o al-Nusra, aunque esto aún es difícil puesto que no hemos conseguido reducir nuestras diferencias y aún no hemos cerrado la brecha”, por eso, concluyó, Obama, “Kerry y Lavrov continuarán trabajando en los próximos días.”

Vladimir Putin se mostró más optimista asegurando que un acuerdo potencial podría llegar en los próximos días, pese a que aún mantiene sus críticas a la coalición antiyihadista por su apoyo a grupos que Rusia considera terroristas.

“En unos días estaremos más cerca de un acuerdo y, entonces, dijo Putin, podremos avanzar de manera considerable e intensificar nuestra cooperación con Estados Unidos en la lucha contra organizaciones terroristas que operan en Siria”. Putin también dejó claro que el Frente al-Nusra debe retirarse de las zonas liberadas por el Ejército Libre Sirio, algo que los rebeldes apoyados por Turquía no quieren puesto que existen alianzas para combatir juntos a los yihadistas de Daésh y al régimen de al-Asad.

Por otra parte, Estados Unidos impuso también como condición a Rusia el que convenza a Bachar al Asad para que cese los bombardeos contra las Fuerzas Democráticas Sirias que a su vez combaten a los yihadistas y así permitir el establecimiento de corredores humanitarios en zonas como Alepo y Homs.

Y esa es, básicamente, la condición que Estados Unidos exige a Rusia para comenzar a hablar de un acuerdo.

El riesgo de una confrontación entre los comandos estadounidenses que operan con las milicias, predominantemente, kurdas y la aviación rusa está cada vez más cerca. Prueba de ello fue el ataque contra una unidad de militantes kurdos apoyados por un equipo de élite de las fuerzas especiales estadounidenses, el pasado 19 de agosto, por parte de varios Su-24 de la aviación siria. Esta confrontación en la que ningún estadounidense resultó muerto pero sí varios militantes kurdos supuso el primer combate directo “oficial” entre Washington y Damasco desde el inicio de la operación liderada por Estados Unidos. Oficiales de este país contactaron a sus homólogos rusos quienes aseguraton que la aviación rusa no estaba operando en la zona.

A mediados de agosto, también, aviones estadounidenses sobrevolaron el norte de Siria para despejar la zona de aviones sirios presentes en zonas donde actúan combatientes kurdos respaldados por comandos estadounidenses. Estas misiones de vigilancia fueron seguidas de varias advertencias a la aviación siria y rusa para que dejen de sobrevolar las zonas en las que operan las fuerzas estadounideses.

En euronews estamos orgullosos de contar con periodistas en todo el mundo listos para presentarles los puntos de vista locales sobre las noticias internacionales. Lea más sobre este tema en la lengua en la que ha sido escrito.

siguiente artículo