Última hora

Leyendo ahora:

Un ejemplo atípico de explotación minera en Madagascar

target

Un ejemplo atípico de explotación minera en Madagascar

Publicidad

En Fort Dauphin, al sureste de Madagascar se explota una mina de 2800 hectáreas, con un concepto nuevo allí. El yacimiento, a cargo de Rio Tinto arrancó en 2008 y se han invertido en él más de ochocientos millones de dólares. Jean Pascal Valiarimanana, explica que
“aquí se produce ilmenita. La ilmenita proporciona titanio y el titanio sirve para producir pigmento blanco, utilizado en la pintura, y en la producción de papel etc. También se emplea para producir metal de titanio, utilizado en la industria aeronaútica”

La explotación produce anualmente trescientas mil toneladas de ilmenita. Pero la puesta en marcha de este proyecto, resultante de una asociación entre un industrial privado, el Estado y la región de Fort Dauphin ha tenido un fuerte impacto en el paisaje económico local, tal y como subraya el presidente de QMM, la empresa operadora de Río Tinto, “para que el contenido del proyecto se optimice a nivel local, el impacto se ha medido en términos de seguridad pública, la educación, la sanidad, la formación profesional, y en la promoción de las PYMES

De hecho, se han creado trescientas cincuenta nuevas empresas en la región y la mina da trabajo a mil cuatrocientas personas. Se han construido además una nueva carretera y un un puerto que acoge embarcaciones de recreo.

Además el proyecto contempla la preservación de doscientas treinta hectáreas protegidas de bosque, en pleno centro de la explotación, algo inaudito allí, más un vivero de plantas para restaurar progresivamente el yacimiento en su conjunto.

Un compromiso medioambiental audacioso en Madagascar. El sector minero es clave en el desarrollo de este país, muy pobre.

De hecho al éxito de Fort Dauphin se suma otro mega projecto, una explotación de niquel y cobalto, que ha contado un un presupuesto diez veces mayor. Ying Van Zafilahy, ministro malgache de Minería explica que el país cuenta “con una reserva de bauxita de diez millones de toneladas. Hay asimismo cerca de seiscientos millones de toneladas de hierro. Son reservas cuya existencia se ha probado”.

La isla también posée oro, piedras preciosas y uranio. La competitividad en el sector minero es ruda tal y como reconoce el presidente de QMM, Ny Fanja Rakotomalala quien afirma que están “compitiendo directamente con varios países en África, en Asia y en otros continentes; así que debemos dotarnos de un marco competitivo que nos permita atraer a inversores “serios” y que quieran trabajar a plazo largo”.

En este sentido, el Gobierno malgache estudia poner en marcha un código minero, imprescindible en este sector, con medidas fiscales y financieras más ventajosas. Para Yin Vah Zafilahy, ministro de Minería,
“no hay que confundir velocidad y precipitación. Hay que contar con todas las sugerencias para que ese código sectorial pueda contribuir al desarrollo del país y para que pueda durar el máximo tiempo posible”.

Por lo tanto, el triple objetivo es: atraer a los inversores, que esto repercuta realmente en el desarrollo del país y que no se descuide el respeto del medioambiente.

En euronews estamos orgullosos de contar con periodistas en todo el mundo listos para presentarles los puntos de vista locales sobre las noticias internacionales. Lea más sobre este tema en la lengua en la que ha sido escrito.

Traducción automática

Traducción automática

Traducción automática

siguiente artículo