Última hora

Alemania: las tensiones de la política migratoria

Un millón de refugiados llegaron a Alemania en 2015.

Leyendo ahora:

Alemania: las tensiones de la política migratoria

Tamaño de texto Aa Aa

Un millón de refugiados llegaron a Alemania en 2015. El pico de esta afluencia se alcanzó en septiembre, cuando la canciller Merkel decidió abrir las fronteras. El drama de los refugiados desencadenó una enorme oleada de solidaridad en el país; hombres, mujeres y niños fueron acogidos con los brazos abiertos, sin límite ni control.

allviews Created with Sketch. Punto de vista

"El terrorismo no es un problema nuevo que haya llegado con los refugiados. Pero como no todos los individuos llegan necesariamente con buenas intenciones vamos a seguir reforzando la seguridad en nuestro país."

Angela Merkel Canciller de Alemania

Pero esta generosidad no fue unánime. En Baviera, Horst Seehofer, jefe del Gobierno regional y de la CSU, el partido hermano de la CDU de Merkel pidió en enero controles en la frontera y un tope de 200.000 refugiados por año.

Posteriormente, en julio, Alemania fue blanco de cuatro atentados en una semana tres de ellos cometidos por solicitantes de asilo, de los cuales dos reivindicados por Dáesh.

En un vídeo subido por la organización yihadista, un joven refugiado afgano se presenta como soldado del califato y anuncia el ataque con hacha y cuchillo que perpetraría el 18 de julio en un tren que circulaba cerca de Würzburg Cuatro personas resultaron heridas, tres de gravedad. El atacante fue abatido por la policía.

Seis días después, un sirio a quien se le había denegado la solicitud de asilo hizo estallar una bomba en Ansbach. El atacante fue la única víctima mortal.

Estos sucesos, que conmocionaron profundamente al país han contribuido al descontento de una parte de la población con la política de asilo de Angela Merkel. Muchos electores han decidido apoyar al partido xenófobo Alternativa para Alemania, que ha avanzado en varias elecciones regionales.

Las autoridades alemanas han llamado infinidad de veces a no hacer amalgamas entre inmigrantes y terroristas, sin dejar de admitir que algunos yihadistas han podido colarse entre los refugiados. El pasado 7 de septiembre, Merkel se reafirmaba en su política de apertura:

Angela Merkel, canciller de Alemania:
“El terrorismo no es un problema nuevo que haya llegado con los refugiados. Pero como no todos los individuos llegan necesariamente con buenas intenciones vamos a seguir reforzando la seguridad en nuestro país. La población tiene derecho a esperar que hagamos todo lo que es humanamente posible para proteger su seguridad “.

Pero según los sondeos su política de refugiados sí ha hecho mella en la popularidad de la canciller y de la CDU a un año de las legislativas, en las que Merkel espera obtener un cuarto mandato.