Última hora

Leyendo ahora:

Libia: tensión e incertidumbre tras la anunciada reanudación de las exportaciones de petróleo desde el este

internacionales

Libia: tensión e incertidumbre tras la anunciada reanudación de las exportaciones de petróleo desde el este

Publicidad

Libia reanuda las exportaciones de petróleo desde el este del país.
Lo ha anuncido la Corporación Nacional Petrolera días después de que el Ejército libio del general Jalifa Hafter, que apoya al Parlamento en Tobruk, se hiciera con el control de varios campos de la llamada ‘media luna petrolera’ que estaban hasta entonces en manos de las unidades leales al Gobierno de unidad nacional, basado en Trípoli.

Las fuerzas leales al general Hafter aseguran que tomaron las instalaciones para proteger a la nación de la desigual e injusta distribución de los ingresos por la venta de petróleo decidida por el Gobierno de Trípoli. Además se han comprometido a cumplir con los compromisos de exportación nacionales y a triplicar la producción para final del año.

Libia atraviesa una profunda crisis desde 2011, año en el que fue derrocado Muamar Gadafi. Desde entonces, distintos partidos políticos, tribus y milicias combaten por el poder y el petróleo. El marzo de 2016 empezó a funcionar un Gobierno de unidad nacional formado con el apoyo de la ONU y encabezado por Fayez al Sarraj para intentar devolver la estabilidad al país. Pero la división permanece: el Ejecutivo con sede en Trípoli no ha podido consolidar su autoridad y anular al parlamento paralelo con sede en Tobruk.

Para Hafter la toma de las terminales petroleras vitales podría constituir un medio de presión sobre la ONU para que introduzca una enmienda al acuerdo firmado en 2015 y le integre en el juego político. En todo caso, su demostración de fuerza llega en momentos difíciles para Sarraj. Además de recuperar el control del crudo, que de seguir en manos de las milicias comprometería la supervivencia de su Gobierno, el primer ministro, también tiene que frenar el avance de los yihadistas de Dáesh.

La comunidad internacional sigue de cerca la situación en Libia con creciente preocupación. Su principal temor es que los últimos acontecimientos desencadenen un recurdecimiento de las hostilidades. En el país, asolado por la guerra civil, 235.000 refugiados esperan cruzar el Mediterráneo para llegar a Europa. Reforzar la seguridad es la condición indispensable para gestionar el flujo migratorio.

En euronews estamos orgullosos de contar con periodistas en todo el mundo listos para presentarles los puntos de vista locales sobre las noticias internacionales. Lea más sobre este tema en la lengua en la que ha sido escrito.

Traducción automática

Traducción automática

siguiente artículo