Última hora

Pilotos de 12 países diferentes tomaron el domingo en Gladbeck (Alemania) la salida de la mítica copa aeronáutica Gordon-Bennett, la más antigua y la de mayor prestigio del mundo reservada a los globos aerostáticos.

En total 48 tripulantes a bordo de 24 aeronaves que pusieron rumbo sur hacía Francia, España e Italia. El objetivo es alcanzar la mayor distancia posible. Los mejores pueden llegar a aterrizar en Creta, o incluso en la Grecia continental. Unos 2.000 kilómetros de distancia, después sobrevolar las islas de Cerdeña o de Sicilia.

Publicidad
Publicidad

Más No Comment