Última hora

Última hora

Leyendo ahora:

Un robot que siempre gana las partidas de futbolín


Sci-tech

Un robot que siempre gana las partidas de futbolín

¿Crees que nadie puede ganarte al futbolín? El nuevo robot diseñado en la Escuela Politécnica Federal de Lausana sí puede.

Es el resultado del trabajo de varios estudiantes en el Laboratorio de Control Automático de la escuela.

Estos jóvenes han diseñado la parte mecánica, la eléctrica y el software de este robot cuya precisión es milimétrica.

“Tenemos un motor lineal para desplazar a los jugadores de manera lineal. También tenemos un motor rotativo para darle a la pelota. Este sistema tiene una precisión altísima a la hora de posicionarse. Puede darle a la pelota al menos dos veces más fuerte que un humano y también es capaz de refrescar la posición de las barras hasta 300 veces por segundo”, explica Leo Sibut, uno de los responsables del proyecto.

Los estudiantes necesitaron seis meses para diseñar y construir un prototipo. Para ver la pelota, el robot está equipado con una cámara de alta velocidad situada en el parte inferior del futbolín que es transparente.

Esta cámara registra hasta 300 imágenes por segundo. Imágenes que después son procesadas por un ordenador. Gracias a ello, los estudiantes pueden analizar los movimientos de la pelota en tiempo real.

Cuando los robots compiten con los humanos consiguen ganar la mayoría de las veces debido a la velocidad y la precisión, aseguran algunos expertos.

Otros, sin embargo, dudan de su capacidad, sobre todo cuando se trata de deportes que se desarrollan en ambientes no controlados.

“Un robot no conoce el mundo, solo sabe lo que le decimos. Puede que solo lleve ‘vivo’ dos o tres años. Nosotros llevamos evolucionando casi cuatro mil millones de años, nos hemos adaptado al entorno. Por ello soy pesimista respecto a los robots. Necesitaríamos muchos años para seguir desarrollando nuevos robots, puede que décadas, antes de que puedan desafiar seriamente a un deportista profesional”, asegura Sir Peter Bentley, científico de la University College de Londres.

Pero volvamos a Lausana. El robot diseñado por los estudiantes solo puede detectar la pelota con el objetivo de meter un gol pero no es capaz de tener su propia estrategia.

Los estudiantes trabajan ahora en el desarrollo del programa informático para que éste pueda conocer la trayectoria de la pelota lanzada por el jugador contrario.

“Ahora trabajaremos la estrategia. Ahora además de la información de nuestro jugador también sabemos dónde se encuentra el rival. De esta manera podremos diseñar una estrategia avanzada para el robot. Éste será capaz de frenar, por ejemplo, un lanzamiento del jugador contrario hacia la portería”, explica Christophe Salzmann, coordinador del proyecto.

En el futuro estos estudiantes también trabajarán en la posibilidad de que dos robots se enfrenten en el futbolín cada uno con su propia estrategia.

Selección del editor

siguiente artículo
Mil millones de estrellas en una sola fotografía

Sci-tech

Mil millones de estrellas en una sola fotografía