Última hora

Leyendo ahora:

El miedo como herramienta política del AfD para ganar adeptos


insiders

El miedo como herramienta política del AfD para ganar adeptos

Valerie Zabriskie de Euronews estuvo en la capital germana con algunos de los miembros del partido de extrema derecha Alternativa para Alemania (AfD), justo antes de las elecciones estatales que condujeron por primera vez al AfD a la legislatura de Berlín. En algunos distritos de esta ciudad, más del 50% de los votantes optó por Alternativa para Alemania, que ahora se encuentra en diez de los dieciséis parlamentos de los estados del país germano.

Stefan Kretschmer, miembro de AfD: “Yo apoyo al AfD porque, aparentemente, la política de los partidos tradicionales no tiene alternativas. El gasto del euro, el gasto de Grecia, la crisis de los refugiados, todo esto no tiene alternativa. Pero, no hay nada que no tenga alternativa”.

Una alternativa a la política convencional…pero también es una alternativa para un país que cambia muy rápidamente, especialmente cuando se trata de los refugiados y los inmigrantes.

Marianne Kleinert, miembro de AfD: “Berlín tiene que volver a ser una ciudad limpia. Hay tantas cosas que no son prioritarias, a nivel comunitario y a nivel regional. La construcción de los centros de refugiados, sobre todo en el este de Berlín, se lleva a cabo en contra de lo que fue acordado con los ciudadanos.”

Herbert Mohr, miembro de AfD: “Yo no diría que somos islamófobos. Más bien, somos críticos del islam. Todo musulmán que vive en Alemania y que practica su religión es completamente aceptado. Sin embargo, la religión islámica no tiene raíces en la cultura alemana. Aquí existe la noción del judeo-cristianismo occidental y así es como queremos mantenerlo.”

¿Una manera educada de decir que el islam no es compatible con la cultura alemana? No todo el mundo está de acuerdo con esto. El mensaje de la extrema izquierda es muy claro. Para ellos, AfD no es una alternativa, pues, son provocadores y quieren dividir a la sociedad. Pero, los seguidores del AfD lo niegan.

“Ellos nos gritan y nos llaman nazis y racistas. Todo esto es mentira, no aceptamos lo que nos dicen porque no es así. Pero nos han puesto esta etiqueta”, asegura Stefan Kretschmer.

No se puede negar que el AfD tiene cada vez más apoyo de los alemanes hartos de los partidos de centro derecha y centro izquierda. Han ganado adeptos culpando a los refugiados y a los inmigrantes de aprovecharse del presupuesto destinado a las prestaciones sociales en Alemania.

Frauke Petry es la líder del AfD desde el año pasado. Ha sido comparada con otros líderes populistas europeos que utilizan una retórica de extrema derecha, anti-refugiados y anti-inmigrantes para ganar votos.

Valerie Zabriskie le preguntó si el AfD es un partido de extrema derecha:

Frauke Petry, líder de AfD: “No. A menudo nos preguntamos qué tipo de partido político somos. Fíjese en las personas que nos votan. Mire quiénes son las personas que se unen a nuestro partido. Un montón de conservadores y liberales se han unido también. Tenemos el apoyo de todos los lados del espectro político. Decir que somos de extrema derecha es algo típico en Alemania, porque ayuda a satanizar a nuestro grupo. Lo han tratado de hacer conmigo, con el AfD. Sin embargo, creo que la gente está dispuesta a despertar y entender lo que está pasando.”

Alternativa para Alemania nació en 2014 como un movimiento euroescéptico, en plena crisis del rescate financiero en Grecia. Pero fue la crisis de refugiados del año pasado la que ayudó a poner al AfD en el centro de atención política.

Mientras que otros estados de la Unión Europea cerraron sus fronteras, Alemania abrió sus puertas a alrededor de 1.1 millones de refugiados. La canciller, Angela Merkel, sostuvo su decisión, diciendo que “no había alternativa”.

Angela Merkel en conferencia el 15 de septiembre de 2015: “Lo que estamos experimentando ahora es algo que va cambiar a nuestro país en los próximos años. Queremos que este cambio sea positivo, y sé que lo podemos lograr.”

Christa Senberg es voluntaria en un centro de refugiados ubicado cerca de su casa, en Brandeburgo. El temor por la llegada de los inmigrantes aumentó cuando los medios alemanes dijeron que, en lo que va de año, el Gobierno ya ha gastado 16 mil millones de euros para apoyar a los refugiados.

Christa Senberg: “El AfD está utilizando a los inmigrantes para convencer a las personas socialmente desfavorecidas de que su situación sería mucho mejor sin los refugiados. Esto no es una sorpresa. Siempre hemos dicho que en el ámbito social alemán hay cosas que deben cambiar. Si no es así, entonces alguien vendrá y se ocupará de todas estas personas. Y eso fue lo que pasó. Una persona que no era la indicada vino a complacer a todos los que se sentían insatisfechos.”

Euronews estuvo en una mezquita en la capital alemana para conocer al imán Mohamed Taha Sabri. Llegó a Alemania hace 27 años, escapando de la dictadura de Ben Ali, en Túnez.

Mohamed dice que su comunidad está bien integrada en Berlín, sin embargo, le preocupa la posición que el AfD tiene con respecto al islam.

En un encuentro organizado con varios partidos políticos, el AfD fue el único que no se presentó.

Mohamed Taha Sabri, imán en Berlín: “Declinaron en el último momento, diciendo que nuestra mezquita no era un lugar neutral para el diálogo. Dijeron que estarían dispuestos a hablar con los musulmanes, pero en un lugar más neutral.”

Con la creciente presencia del AfD en los parlamentos estatales, es muy probable que entre al Bundestag en las elecciones generales del próximo año. Pero, ¿El AfD podrá seguir utilizando el miedo como principal herramienta política?

Valerie Zabriskie le preguntó a Frauke Petry si una de las razones de la creciente popularidad del AfD es el hecho de utilizar el miedo para ganar adeptos:

“Sí, bueno, en primer lugar, fijémonos en las fuerzas que meven a la humanidad. ¿Cuáles son esas fuerzas? Una de ellas es el miedo. No es realmente honesto decir que la política vive sin el miedo. Esto es en un hecho. Por otro lado, a todas aquellas personas que nos dicen que asustamos a la gente, yo suelo decirles que miren los problemas que hay en este momento. La crisis del euro, la crisis migratoria. ¿Cuáles son las razones? ¿Cuáles son las causas de estas crisis? ¿Somos los responsables del problema? ¿O simplemente ahora cuando empezamos a hablar sobre esto? ¿El problema va a desaparecer si no hablamos de ello? No lo creo.”

En euronews estamos orgullosos de contar con periodistas en todo el mundo listos para presentarles los puntos de vista locales sobre las noticias internacionales. Lea más sobre este tema en la lengua en la que ha sido escrito.

siguiente artículo

insiders

Copiar la retórica populista no da resultados, según Jean-Yves Camus