Última hora

Los cachorros de una rareza sin par se convertirán en el principal reclamo del centro. En el mundo hay contabilizados tan solo un centenar de ejemplares parecidos. Pesaron al nacer, el pasado sábado, un kilogramo y aún se desconoce el sexo de los leones ya que su madre que se llama Azira, no ha permitido que nadie se acerque a ellos.

Publicidad
Publicidad

Más No Comment