Última hora

"¡No disparen! ¡No está armado!", implora la mujer de Keith Scott

Una cadena difunde el vídeo de la muerte de un hombre negro en Charlotte a manos de la policía, grabado por su esposa

Leyendo ahora:

"¡No disparen! ¡No está armado!", implora la mujer de Keith Scott

Tamaño de texto Aa Aa

“¡No disparen! ¡No está armado! ¡No ha hecho nada!”. Son los ruegos de la viuda del hombre negro abatido a tiros por la policía en Charlotte. Los vemos en el vídeo grabado por ella misma y difundido por una cadena estadounidense.

En él, la mujer de Keith Scott les dice a los agentes que su marido tiene un problema cerebral, que no va a hacerles nada, que acaba de tomar sus medicamentos… Después se escucha como los policías urgen a la víctima a dejar su arma, varios disparos, y el cuerpo de Scott tendido en el suelo.

El vídeo no permite ver si el hombre iba o no armado. Su familia dijo en un principio que lo que llevaba en las manos era un libro. Tras ver el vídeo grabado por los agentes implicados señaló que era “imposible discernir” lo que Scott llevaba.

Poco después de la difusión de este vídeo, la televisión estadounidense CNN, citando fuentes cercanas a la investigación, informó del hallazgo de una pistola cargada en el lugar del suceso. Las huellas dactilares, la sangre y el ADN encontrados en el arma concordarían con los de la víctima.

La opinión pública sigue esperando que la policía de Charlottte haga público el vídeo de la intervención policial.

Charlotte está en estado de emergencia y bajo un toque de queda desde la medianoche a las seis de la mañana, tras las dos noches de disturbios que siguieron a la muerte de Scott, el martes, con decenas de detenidos, numerosos heridos y un manifestante muerto.