This content is not available in your region

El futuro de elefantes y rinocerontes se decide en Johanesburgo

Access to the comments Comentarios
Por Euronews
El futuro de elefantes y rinocerontes se decide en Johanesburgo

<p>El futuro de rinocerontes y elefantes está en juego en la Conferencia Internacional sobre el Comercio de Especies Amenazadas (<span class="caps">CITES</span>) que se ha abierto en Johanesburgo. Países como Zimbabue, Namibia o Suazilandia proponen una legalización del comercio de marfil, argumentando que esa medida limitaría el tráfico ilegal y les aportaría fondos para mejorar sus programas de conservación. Una propuesta que espanta a las organizaciones protectoras del medio ambiente: “Todos los rinocerontes deben estar protegidos (…) Esas especies se están extinguiendo y es culpa nuestra”, clama Jan Creamer, presidenta de Animal Defenders, durante una manifestación paralela a la conferencia. </p> <blockquote class="twitter-tweet" data-lang="en-gb"><p lang="en" dir="ltr"><a href="https://twitter.com/EleRhinoMarch"><code>EleRhinoMarch</a> Masses gather at start of J&#39;Burg March. <a href="https://twitter.com/hashtag/elephants?src=hash">#elephants</a> <a href="https://twitter.com/hashtag/rhino?src=hash">#rhino</a> <a href="https://twitter.com/hashtag/lions?src=hash">#lions</a> Time for leaders to LISTEN <a href="https://twitter.com/CITES"></code>CITES</a> <a href="https://t.co/Vs3Ueg85LB">pic.twitter.com/Vs3Ueg85LB</a></p>— Will Travers (@willtravers) <a href="https://twitter.com/willtravers/status/779578859729616896">24 September 2016</a></blockquote> <script async src="//platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> <p>La caza furtiva, uno de los tráficos ilegales más lucrativos del mundo, mueve unos 18.000 millones de euros al año. La insaciable demanda, en especial de Asia, de cuernos y colmillos es responsable de que 5.000 rinocerontes, un cuarto de la población mundial, hayan desaparecido en los últimos ocho años solo en Sudáfrica. En cuanto a la población de elefantes, se ha reducido en un 30 por ciento en el mismo periodo.</p>