Última hora

Última hora

Sé feliz, trabaja al estilo alemán

Abróchense los cinturones, Este es un viaje de aventuras por Alemania.

Leyendo ahora:

Sé feliz, trabaja al estilo alemán

Tamaño de texto Aa Aa

Abróchense los cinturones, Este es un viaje de aventuras por Alemania. ¿El reto? Encontrar trabajadores contentos…

Paremos en Harsewinkel, más conocida como “la ciudada de las cosechadora” (un calificativo que aparece incluso en los carteles que la anuncian). Una localidad que tiene con 24.000 habitantes.

Esta empresa se ha convertido en una pieza global del mercado de las cosechadoras, en la que trabajan 11.000 personas de todo el mundo. Los propietarios de Claas son básicamente la familia Claas (fundaron la empresa en 1913). Desde 1984 los trabajadores pueden comprar acciones. Y es lo que hacen. De forma masiva. El concenpto de la co-propiedad está diseñado para estimular la motivación de los trabajadores.

Enormes máquinas, las que combinan la cosechadora y la trilladora… Y los trabajadores parecen muy motivados. Preguntémosles por qué…

Be happy, work the German way! Part 1

Jochen Thiäner, un mecánico de alta precisión/cualificado. Ha comprado acciones de la empresa y comenzó a trabajar cuando tenía 17 años.

Cada año, los trabajadores pueden invertir hasta 1.200 euros, la dirección aumentó la cantidad a través de una pequeña paga extra. Hasta el momento, los trabajadores de Claas han aportado 40 millones de euros en su propia empresa.

Y esto cambió profundamente la sensación empresarial del “factor sentirse agusto”:

La plataforma de internet kununu da a los trabajadores la oportunidad de valorar las condiciones de trabajo. La felicidad se expresa mediante estrellas: el baremo va hasta cinco, ese es el mejor resultado que se puede obtener. Los trabajadores de esta empresa han dado una buena valoración a la gestión, al trabajo en equipo y al ambiente general que existe en el lugar de trabajo. La comunicación interna, la igualdad de género y la relación con colegas veteranos, las oportunidades de mejora profesional y el nivel salarial también obtienen buena nota.

“Hola Jochen. He comprado un par de cafés. Tengo una pregunta directa sobre la involucración financiera de los trabajadores en esta empresa: es tu dinero el que estás invirtiendo. ¿Por qué lo estás haciendo?, pregunta el enviado especial de euronews.

“Me involucré porque los intereses son excelentes. Durante los últimos diez años, la media de intereses ha sido del 12% anual”, responde Thiäner.

“¿Cómo empezaste a trabajar en esta empresa? Cuéntanos tu comienzo aquí, ¿cómo empezó todo… en lo que se refiere a esta involucración financiera de los trabajadores?”, sigue cuestionando el periodista.

“Mis padres se enamoraron cuando trabajaban aquí, en Claas, y se casaron. Después, yo, cuando era un adolescente, me encantaba la parte técnica. Hice mi formación vocacional aquí. Soy un mecánico de precisión. Mi padre también compró acciones de la partida de participación de los trabajadores, por eso yo también quería tener las mías. Se puede hacer bastante dinero con esta inversión”, concluye Thiäner.

El dinero invertido queda congelado durante nueve años. Tras ese periodo puede ser recuperado… o reinvertido. La gran mayoría de los trabajadores apuestan por la segunda opción, pensando en una modesta fortuna que les de seguridad, ciertas provisiones, de cara a la jubilación.

Ahora ya comprendemos el beneficio que aporta a los trabajadores compartir este sistema de inversión. Pero, ¿qué gana la empresa?

Peter Göth es el director ejecutivo de Claas. La inversión de los trabajadores ha elevado la red de activos de la empresa, explica. Y: el sistema de implicación crea fuertes lazos entre el personal y la empresa.

“Por el momento más del 70% de los empleados participan en este modelo de empresa, lo que demuestra que confían ampliamente en la misma, porque están dispuestos a invertir su propio dinero en la empresa. La idea incial consistió en que fuera una realidad para los trabajadores convertirse en co-propietarios”. explica Göth.

Nos deplazamos a Berlin, la capital de la tecnología de la información de Alemania, para visitar la empresa Cortado#

Be happy, work the German way! Part 2

Allí es el propio jefe el que prepara huevos revueltos para los empreados. La hora del desayuno es el momento para que todos estos brillantes locos de los ordenadores y desarolladores de software se relajen.

Cortado comenzó como una start-up, una nueva empresa, en Berlín: cuatro cerebros que tuvieron una idea brillante para conseguir que las impresoras de PC fueran más eficaces. Hoy, Cortado tiene 200 empleados y se ha vuelto global.

Medir en las caras sonrientes la motivación es una garantía…

4.01 itv , Sales and distribution department, Cortado

“A menudo, comemos juntos. Puedes hablar de cualquier problema con todo el mundo, de todos los departamentos con los que compartirmos la comida, estamos entre colegas a los que ves a diario y así vamos encontrando soluciones a los problemas laborales, a través de una nueva forma de trabajar. Ya no estás atrapado en tu burbuja mental”, comenta Alexander Bernhardt, director del Departamento de ventas y distribución.

Alexander, 31 años, entró en esta empresa de IT hace dos años. Una vez a la semana hace una sesión de formación por internet para clientes de todo el mundo.

La empresa intenta cultivar el espíritu inicial de su creación: Mantener la calma, sentirse libre, pasárselo bien, y dar con algunas ideas innovadoras intercambiando algunas balas de gomaespuma con tus colegas…

“No tomarse las cosas demasiado en serio… de verdad. Traer el poster de tu película favorita al trabajo, poner tus figuritas de héroes sobre tu escritorio… de alguna forma, se trata de traer tu personalidad a la oficina. Así, la forma de trabajar juntos se relaja… Y te deshaces de tu burbuja mental, del aislamiento. Para pensar con libertad debes encontrar maneras de reflexionar sin sentirte oprimido”, añade Bernhardt.

Pero, ¿qué dice del baremo kununu de Cortado: Dirección, trabajo en equipo, ambiente de trabajo obtienen las mayores puntuaciones. comunicación interna está en la media. Pero hay un resultado muy bueno en igualdad de género y relación con los colegas veteranos… mientras que las oportunidades profesionales y el salario están peor valorados.

“Una jerarquía horizontal significa atajos para hablar con los líderes del equipo. Para nosotros eso es una ventaja. Todo el mundo obtiene una respuesta sin filtros, honesta, directa …”, asegura Sven Huschke, director financiero de Cortado.

La libertad de tomarse un respiro y hacer el loco es otra fuente de motivación. “Se puede jugar al futbolín para relajarse, tenemos videojuegos para distraernos, y también un equipo de fútbol en el que jugamos con regularidad…”, explica Bernhardt.

Y hay aún otra razón para la felicidad palpable que se respira en Cortado: la confianza mútua. Cuando Alexander necesita un poco de aire fresco para que le lleguen nuevas ideas, puede trabajar a distancia: desde casa o junto a la orilla del rio Spree que esta a la vuelta de la esquina…

“Estimulas tu creatividad cuando tienes la oportunidad de elegir las horas y los lugares en los que trabajar. Puedes sortear los problemas de forma más creativa”, concluye Bernhardt.

Ambas empresas, Claas y Cortado, han sido premiadas por la Asociación Alemana de Involucración de los Trabajadores. Desarrollan una cultura empresarial que se basa en una colaboración real.