Última hora

Leyendo ahora:

La mutilación genital femenina: una práctica cultural ilegal en el Reino Unido


insiders

La mutilación genital femenina: una práctica cultural ilegal en el Reino Unido

Sarian Karim Kamare tiene 39 años, es originaria de Sierra Leona y vive en Londres desde 1999. A los 11 años, sus genitales fueron mutilados. Un día en una fiesta, alguien vendó sus ojos y sin anestesia, le cortaron el clítoris con un cuchillo.

Sarian Karim Kamare: “Me arrinconaron a la fuerza, separaron mis piernas y sentí un corte. En ese momento, no sabía ni siquiera lo que me estaban haciendo, solo sabía que estaban cortando algo de mi zona íntima. Fue horrible, lo último que imaginé fue que me pasara algo así. Fue un acto de violencia organizado por mi propia familia.”

“Ellos lo hacen porque creen que tengo que ser parte de su cultura y necesito ser totalmente aceptada dentro de mi comunidad. Pero esto no está en ninguno de los libros sagrados. Es sólo una práctica cultural, una mala práctica que fue adoptada. Esto sirve para someter a las mujeres y hacerles daño, es una manera de controlarlas, sobre todo su deseo sexual. Y créeme que funciona, porque una vez que te quitan el clítoris, te destruyen tu apetito sexual y cosas por el estilo.”

El número exacto de casos de mutilación genital femenina (MGF) en Gran Bretaña es desconocido. El Gobierno estima que al menos 170.000 mujeres y niñas han sido sometidas a esta práctica y que por lo menos 65.000 menores de 13 años están en riesgo.

Somalia, Gambia y Sudán son algunos países en donde se lleva a cabo, sin embargo, los informes indican que también ocurre en el Reino Unido, de manera ilegal.

Desde abril del año pasado, los servicios de salud británicos han registrado semanalmente 100 nuevos casos de MGF. Pero estos son tan sólo los que han sido dados a conocer.

La doctora Brenda Kelly dirige una clínica en Oxford especializada en estos casos. Kelly asegura que la mutilación genital puede causar problemas de salud para toda la vida.

Doctora Brenda Kelly, obstetra, fundadora de la Clínica Rose, Hospital John Radcliffe en Oxford: “Si se trata de un niña, le puede dar dolores, sangrado e infección. Pero, la mayoría de las pacientes que he tenido son mujeres adultas que han tenido que soportar las consecuencias de esto. Pueden tener dificultad para orinar, cuando tienen el periodo y cuando tienen relaciones sexuales con su pareja. Un número significativo de mujeres ha terminado con problemas psicológicos y psico-sexuales. Una de cada seis mujeres tiene trastornos de estrés postraumático o síntomas similares”.

Algunos activistas dicen que son mujeres mayores de edad las que realizan este procedimiento. Además, trabajan en el mercado negro en el Reino Unido. La policía también sospecha que las jóvenes son llevadas a sus países de origen durante las vacaciones escolares de verano, durante la llamada “temporada de corte.”

“Zara”: (el nombre ha sido cambiado para protegerla) “Mi padre planeaba casarme a través de Skype y hacerme la ablación antes o después, justo después de mi matrimonio, antes de tener relaciones sexuales con mi marido. La razón por la cual tenía que ser mutilada era que si no lo hacía no era entonces una buena musulmana y no estaba obedeciendo el Islam, y que podría oler a orina. Me hice muchas preguntas sobre mí misma, pensé: ¿no soy musulmana?”

Zara fue criada en Inglaterra. Su padre, de origen asiático, la presionó para casarla contra su voluntad y para practicarle la ablación. Fue algo dificil de soportar.

“Zara”: “En varias ocasiones pensé que sería mejor no estar aquí, no vivir más”.

Damon Embling/euronews: “¿Quisiste suicidarte?”

“Zara”: “Sí”

Damon Embling/euronews, Londres: “Muchas mujeres y niñas como Zara sufren a menudo en silencio, en el Reino Unido y en otros lugares. Les aterroriza el hecho de estar en contra de sus familias y sus comunidades. Pero, Zara fue finalmente salvada de los planes de su padre. Habló y logró que la Policía la ayudara.”

“Se emitio una Orden de Protección por mutilación genital y matrimonio forzado, lo que quiere decir que cualquier persona que intente presionar a Zara tendrá que ir ante los tribunales. Se presentaron cargos criminales contra su padre, sin embargo, Zara aseguró que no pudo hacer más”.

“Zara”: “Quiero enviar un mensaje pero también quiero tener una vida. No quiero perder a mi padre, él ha estado conmigo durante toda mi vida, ha sido mi mejor amigo y siempre ha estado ahí para escucharme. Desde muy joven perdí contacto con mi madre, ella tenía problemas mentales muy graves. De modo que mi padre es la única persona con la puedo hablar. No quiero perderlo”.

Damon Embling/euronews: “¿Crees que ahora tu padre entiende la razón por la cual hiciste lo que hiciste?

“Zara”: “Sí”

Damon Embling/euronews: “¿Crees que lo acepta?

“Zara”: “Sí, ahora lo acepta”

Karyne Tazi, del Centro para la Mujer y las Familias en Wolverhampton: “En muchas ocasiones, la gente que te ama es la que te hace la ablación. Es considerado como un acto de amor”.

Karyne Tazi trabaja para una organización benéfica que lleva a cabo una campaña para erradicar la mutilación genital femenina. Tazi asegura que hay que educar a las madres que han sufrido esta experiencia.

Karyne Tazi, directora del Centro para la Mujer y las Familias, Wolverhampton:“En muchas ocasiones se trata de cambiar la mentalidad de estas mujeres, desafiando su forma de pensar y asegurándose de que esto no pasará a la siguiente generación. Estas mujeres son, probablemente, las que van a obligar a sus hijas a hacerlo también. Queremos mostrarles que es un abuso y es ilegal”.

Las organizaciones benéficas tratan de educar a los niños en el Reino Unido con vídeos animados para que los menores entiendan mejor la situación.

La mutilación genital femenina es ilegal en el Reino Unido desde hace 30 años. En Inglaterra y Gales, los padres pueden ser acusados si llevan a sus hijas al extranjero para someterse a esto. Sin embargo, hasta ahora no ha habido un enjuiciamiento exitoso.

“Zara”: “En aquel entonces yo no podía hacer nada, pensaba que no iba a tener una vida y que iba a terminar siendo la esclava de algún hombre. Pero ahora, me han enseñado lo que puedo y no puedo hacer, más bien lo que puedo hacer. Ahora siento que tengo más poder.”

“Mi mensaje es que puede ser realmente difícil salir y hablar en contra de tu familia, pero al final, será un bonito mensaje para ellos, hay una hermosa vida que te espera”.

En euronews estamos orgullosos de contar con periodistas en todo el mundo listos para presentarles los puntos de vista locales sobre las noticias internacionales. Lea más sobre este tema en la lengua en la que ha sido escrito.

siguiente artículo

insiders

Felices en el trabajo, ¿por qué no?