Última hora

El pasado viernes un tornado azotó un pueblo costero de Oregón, derribando a su paso líneas telefónicas y árboles.

El alcalde de la ciudad de Manzanita ha declarado el estado de emergencia para poder recibir las ayudas federales previstas para este tipo de desastres.

Los servicios públicos trabajan contrarreloj para reparar el tendido eléctrico ante la llegada de una fuerte tormenta este sábado.

Andy Long, sheriff del condado de Tillamook, ha confirmado que dos negocios y una vivienda de Manzanita han quedado destrozados tras el paso del tornado. Según las autoridades locales, no hay que lamentar heridos.

Más No Comment