Última hora

Leyendo ahora:

Tarantino, Deneuve y el cine de los ´70 en el Festival Lumière 2016


cinema

Tarantino, Deneuve y el cine de los ´70 en el Festival Lumière 2016

En asociación con

El Festival Lumière comenzaba su octava edición con una salva de aplausos para un invitado de excepción: Quentin Tarantino.
Tres años después de recibir el Premio Lumière por el conjunto de su carrera, el director estadounidense regresaba a la ciudad francesa de Lyon para presentar algunas de las películas que marcaron su universo cinematográfico.

“Ha estado muy bien, ha sido emocionante. Estoy muy contento de volver. Ha sido uno de los mejores festivales, puedes ver todas las películas, es genial”.

“Tarantino no vuelve con las manos vacías, pues nos trae una retrospectiva”, contaba Thierry Fremaux, director del Festival Lumière y del Festival de Cannes. “Tenía carta blanca sobre los años setenta. Asegura que no viene como cineasta, dice “no quiero que se hable de mí, no quiero declarar nada sobre mis películas, quiero que hablemos de las películas de los demás”… Y eso constituye el espítitu de este festival”.

Tarantino decidió empezar con Dos hombres y un destino. Paul Newman y Robert Redford en estado de gracia para abrir boca, y su retrospectiva sobre la década de los setenta.

Otro gran invitado del Festival Lumière de este año ha sido Park chan-wook, uno de los mejores realizadores surcoreanos de los últimos veinte años. Dio una master class y presentó una selección de sus obras. Entre ellas, Old Boy, thriller escalofriante por el que recibió el Gran Premio del Jurado del Festival de Cannes en 2004.

Como amante del cine, Park Chan-wook se identifica totalmente con el Festival Lumière, y aceptó de inmediato su invitación para homenajear a los clásicos.

“De hecho, soy un gran cinéfilo, como dicen ustedes. Creo que este festival se parece mucho a mí, porque hay muchas películas que puedo ver, especialmente las clásicas o restauradas. Si tengo la oportunidad, me gustaría ver tantos filmes como pueda. Aquí tengo realmente una enorme posibilidad de elección. A menudo, si tengo la opción, prefiero ver películas antiguas, clásicos, más que las que acaban de estrenarse”.

Otro invitado de renombre ha sido el director, guionista y productor danés Nicholas Winding Refn. En su haber, obras como Drive, con Ryan Gossling.

Ha presentado su segundo trabajo, Bleeder, estrenado en 1997, pero poco visto fuera de Escandinavia. Es otro gran admirador del festival.

“Es sobrecogedor porque nunca he estado en un lugar en donde el amor por el cine fuera tan intenso, la forma de apreciarlo y de celebrarlo… Es como un museo, pero en constante evolución. Se trata realmente de aprender sobre tu pasado para entender tu futuro”.

El broche de oro, como siempre, lo ha puesto el Premio Lumiére a los logros de toda una carrera. Este año lo ha recibido una emocionada y pletórica Catherine Deneuve.
“Estar aquí con toda esta gente, todos estos amigos, todos estos actores, todos estos directores, ver todos estos extractos de películas… Todo esto es muy emotivo para mí, la verdad”.

Lleno total para la entrega del galardón a Catherine Deneuve

Deneuve dedicó el premio a los agricultores franceses, que la homenajean en este tweet.

Un reconocimiento que la gran diva del cine francés compartió con su hija Chiara Mastroiani, su director fetiche Roman Polanski, y amigos o admiradores como Vincent Lindon, Bertrand Tavernier, Costa Gavras o el propio Tarantino…

Otro merecido homenaje a una filmografía extraordinaria.

Selección del editor

siguiente artículo

cinema

"Pastoral Americana", la primera película de Ewan McGregor como director