Última hora

Leyendo ahora:

CETA, rechazo político y jurídico


Redacción de Bruselas

CETA, rechazo político y jurídico

Valonia no cambia de posición y se niega a aceptar el acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y Canadá y por tanto no da poder a Bruselas para que lo firme. El presidente del Parlamento valón, André Antoine, teme las empresas estadounidenses se aprovechen de la situacion: “No queremos. Y no es la voluntad de los canadienses que los productos estadounidenses transiten por filiales canadienses y lleguen aquí a Europa simplemente porque saben que el TTIP está practicamente muerto. Teniendo en cuenta las dificultades que tiene el acuerdo con Canadá, imaginamos que el tratado con Estados Unidos tiene pocas probabilidades de salir adelante. Lo que algunos denominan caballo de Troya a nosotros tampoco nos gusta”.

La Unión Europea y Canadá tienen previsto firmar el acuerdo el jueves en una cumbre. Según el investigador André Sapir, del centro de estudios Bruegel, el rechazo de Valonia no se debe solamente a razones políticas. También hay que tener en cuenta el fallo del Tribunal Constitucional alemán: “Ha habido también declaraciones y un dictámen preliminar del Tribunal Constitucional alemán que ha puesto un cierto número de reticencias que son muy similiares a las reticencias del Gobierno valón. El Gobierno valón se ha expresado de manera politíca y el tribunal alemán lo ha hecho en términos jurídicos y constitucionales”.

El pasado 13 de octubre el Constitucional alemán puso condiciones al acuerdo como la posibilidad de que Alemania pueda abandonar el tratado tras una declaración de inconstitucionalidad o un rechazo del mismo por el Parlamento.

En euronews estamos orgullosos de contar con periodistas en todo el mundo listos para presentarles los puntos de vista locales sobre las noticias internacionales. Lea más sobre este tema en la lengua en la que ha sido escrito.

Traducción automática

Traducción automática

siguiente artículo

Redacción de Bruselas

Valonia sigue impidiendo que Bélgica firme el CETA