Última hora

Varios grupos rusos de reconstrucción histórica recrearon el pasado domingo la batalla de Maloyaroslavets, que tuvo lugar en 1812, durante la invasión napoleónica de Rusia. Los participantes se metieron en la piel de las tropas francesas y rusas, atacándose mutuamente con artillería, infantería y caballería.

En octubre de 1812, la ciudad de Maloyaroslavets, situada a 110 kilómetros al suroeste de Moscú, cambió de manos, pasando de estar bajo control ruso a napoleónico y viceversa, ocho veces en pocos días. Más de 12.000 personas murieron durante esta batalla.