Última hora

Última hora

Camisetas "nasty woman", un éxito de ventas en Estados Unidos

“¡Qué mujer tan repugnante!

Leyendo ahora:

Camisetas "nasty woman", un éxito de ventas en Estados Unidos

Tamaño de texto Aa Aa

“¡Qué mujer tan repugnante!” (“Such a nasty woman!”). La polémica frase de Donald Trump refiriéndose a Hillary Clinton durante el último debate presidencial se ha transformado en una especie de grito de guerra contra el magnate en las filas demócratas, además de potenciar un multimillonario negocio de mercadotecnia electoral.

La cantante Katy Perry ya ha hecho suyo el lema, luciendo con orgullo una camiseta de “nasty woman”. Miles de prendas idénticas se vendieron en pocos días a través de internet. La misma idea ha tenido Bob Bland. Horas después del debate, esta diseñadora de Brooklyn registró su empresa nastywoman.co y diseño una camiseta con la frase.

“Mucha gente está comprometida con esta campaña. La principal razón por la que compran la camiseta es porque piensan que será muy divertido llevar una camiseta “nasty woman” el día de las elecciones. Y además si esto sirve de pretexto para que la gente vaya a votar, mejor todavía, porque muchos de nosotros no nos entusiasmas demasiado estas elecciones”, dice la diseñadora.

En menos de 24 horas ya se habían vendido más de 1500 camisetas. Bob Bland, que está en la recta final de su embarazo, ha destinado íntegramente los 20.000 dólares que ha obtenido de beneficios a los programas de planificación familiar, bestia negra del candidato republicano a la Casa Blanca por favorecer el aborto en Estados Unidos.