Última hora

Leyendo ahora:

Un "Cinturón Azul" para proteger la pesca en Marruecos


COP22

Un "Cinturón Azul" para proteger la pesca en Marruecos

En asociación con

“El aumento de las temperaturas, la subida del nivel del mar, la acidificación del océano… Hoy el cambio climático amplifica los fenómenos extremos. Encontrar una solución para minimizar el impacto en las zonas costeras se ha convertido en una prioridad. Por eso Marruecos, sede de la COP 22, pone en marcha tres iniciativas complementarias: entre ellas, el Cinturón Azul, consagrado a los retos relacionados con la pesca”, explica nuestra enviada especial, Kawtar Wakii.

El Cinturón Azul se inscribe en la continuidad de la iniciativa Crecimiento Azul promovida por la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura.

El objetivo: fomentar una pesca sostenible en toda la cadena, del barco al consumidor, para permitir que se renueven los recursos marinos. La idea es mejorar la pesca y reducir los rechazos. La herramienta de producción, los barcos, están también en el corazón de esta iniciativa. Deben aumentar su productividad, limitando el consumo y las emisiones de CO2.

“Marruecos utiliza un sistema de rastreo de barcos de pesca vía satélite, VMS. Lo tienen todos los barcos marroquíes y es una buena herramienta de gestión. Se puede seguir a las unidades sabiendo exactamente la distancia que ha recorrido el barco, su posición exacta, la hora a la que ha zarpado de puerto y cuándo ha regresado”, explica Abdelkrim Foutat, presidente de la Asociación marroquí de Armadores.

El proyecto también busca mejorar la observación del Océano Atlántico y del Mediterráneo. Para lograrlo, el INRH, Instituto Nacional de Investigación Pesquera (Haliéutica), ha instalado una baliza en la zona sur de Marruecos, frente a las costas de Dakhla.

“Tenemos la ambición de reforzar, mejorar y poner en marcha un sistema de observación costero marino. En Marruecos hemos comenzado instalando una baliza oceanográfica y metrológica frente a las costas de Dakhla y queremos instalar toda una red en la región del noroeste africano con nuestros países socios”, asegura Abdelmalek Faraj, director general del Instituto Nacional de Investigación Pesquera.

Finalmente se trata también de desarrollar una acuicultura sostenible, es decir, una cultura marina en un ambiente cerrado para limitar la sobrepesca.

“Nuestro objetivo es desarrollar y reforzar la acuicultura. Tiene un potencial de desarrollo muy importante. El sector de la pesca sostenible ha registrado un crecimiento muy fuerte en los últimos años. Sin embargo, nuestro objetivo es que haya un desarrollo duradero. Queremos fomentar el desarrollo de la cultura de las algas y por eso en Marruecos tenemos varios proyectos experimentales como este con macro algas”, añade Faraj.

Los mares y océanos cubren dos tercios de nuestro planeta. Un medio ambiente frágil, pero también rico en oportunidades sin explotar.

Selección del editor

siguiente artículo

COP22

Marrakech y el ecoturismo