Última hora

Leyendo ahora:

Balance no definitivo de la purga de Erdogan


Turquía

Balance no definitivo de la purga de Erdogan

En Turquía, continúa la “gran limpieza”, retomando la expresión del Gobierno turco. Una purga de proporciones excepcionales que este lunes se ensañó con la prensa.

Tras de la detención de Murat Sabuncu, redactor jefe y de una docena de periodistas del diario de oposición Cumhuriyet, más de 1.200 policías han sido suspendidos de sus cargos.

Son las represalias por el fallido golpe del 15 de julio en el que fallecieron más de 240 personas y resultaron heridas unas 2.200. Desde entonces, Turquía ha detenido formalmente a más de treinta y siete mil personas y ha despedido o suspendido a cien mil funcionarios públicos, entre jueces, fiscales, policías y otros trabajadores en una serie de purgas sin precedentes.

Desde la oposición el Partido Republicano del Pueblo (CHP) critica “el estado de emergencia como una medida “oportunista” para aprobar decretos sin pasar por el Parlamento”:http://www.teinteresa.es/mundo/opositor-CHP-advierte-Turquia-democracia_0_1679232076.html. Según un informe parlamentario sólo entre el 17 de agosto y 17 de septiembre el número de detenidos supera los cincuenta mil.

En el Ministerio de Educación se han suprimido 28.000 puestos de funcionarios.

El Ejército y las universidades están entre las instituciones más afectadas. Según el informe parlamentario publicado por Zeynep Altiok, del partido CHP, en el Ejército más de 4.500 personas han sido destituidas. Mientras que en las universidades 4.225 académicos han sido inhabilitados y 2.340 fueron despedidos.

Los medios de comunicación están también en el centro de esta purga sin precedentes. Según la Confederación de Sindicatos Progresistas de Turquía (DISK) durante el estado de emergencia 200 periodistas fueron detenidos y unos 2.300 perdieron su trabajo. 47 periódicos, 16 revistas, 23 cadenas de radio y 16 canales de televisión se han visto obligados a echar el cierre.

En una escala sin precedentes, estas purgas suscitan la preocupación de los socios occidentales de Turquía y de las organizaciones de derechos humanos. Temen que el estado de emergencia en vigor sirva de excusa para suprimir toda disidencia.

Las autoridades turcas afirman por su parte que estas medidas son necesarias para eliminar la amenaza sediciosa del movimiento que lidera el clérigo Fetulá Gülen.

En euronews estamos orgullosos de contar con periodistas en todo el mundo listos para presentarles los puntos de vista locales sobre las noticias internacionales. Lea más sobre este tema en la lengua en la que ha sido escrito.

Traducción automática

Traducción automática

siguiente artículo

internacionales

Bélgica autoriza la extradición a Francia de Mehdi Nemmouche