Última hora

Última hora

Leyendo ahora:

Nueva cartografía estelar de la Vía Láctea


futuris

Nueva cartografía estelar de la Vía Láctea

Imagínense nuestra galaxia como un gran organismo vivo, con un esqueleto y en plena evolución. El proyecto Vía Láctea, estudia desde hace tres años una inmensa base de datos sobre el lugar del universo que alberga nuestra galaxia. Los resultados de este estudio han sido presentados aquí en Roma y abren un horizonte sin límites al conocimiento de la Vía Láctea.

El proyecto Vía Láctea proporciona a los astrofísicos una visión más profunda de nuestra galaxia. El resultado se asemeja a una inmensa biblioteca que reúne los mapas del cielo profundo y catálogos que sitúan con exactitud las regiones de formación estelar o lugares donde nacen las estrellas dentro de la Vía Láctea.

El investigador portugués, Pedro Manzoni Palmeirim forma parte del equipo del proyecto Vía Láctea.

“Es como una colección de libros, una compilación de conocimientos con las contribuciones de cada uno de nosotros. Cada uno ha escrito su propio capítulo, su propio libro o enciclopedia. Cada uno abordó un tema diferente y después hemos intentado establecer conexiones entre ellos. El objetivo es intentar conectarlo todo, porque en el universo todo está relacionado.”

Davide Elia, astrofísico italiano, trabaja también en este proyecto de investigación.

“Hemos logrado una imagen completa del cielo algo mucho mejor que la suma de sus partes. Vamos a obtener así estadísticas generales, con el fin de reconstruir la historia: el pasado, el presente y el futuro de la formación de estrellas en nuestra galaxia.”

Financiado por la UE, el proyecto Vía Láctea forma parte de Hi-GAL, el mayor programa de observación de la Agencia Espacial Europea con el satélite Herschel. Un proyecto con el que se ha podido observar el proceso del nacimiento de estrellas en la Vía Láctea.

¿Cuál fue el punto de partida de este proyecto y cuáles son sus objetivos?”

“El punto de partida fue la necesidad de realizar un primer mapa muy detallado de la distribución de la materia fría en nuestra galaxia. La materia fría es importante porque a partir de ella se forman estrellas como nuestro sol, explica Sergio Molinari, director de esta investigación. Nuestra galaxia, en este sentido, es un ser vivo con un ciclo contínuo de transformación de la materia.”

“Esta investigación nos ha aportado un resultado inesperado: la gran cantidad de estructuras filamentosas que vemos en la materia fría de nuestra galaxia, constituye, de alguna manera, como el esqueleto de la forma espiral de nuestra galaxia.”

Gracias a los datos del satélite Herschel se ha podido establecer un modelo predictivo sobre la formación de estrellas. Unas nubes muy pequeñas de gas parecen haber ayudado a formar estrellas en la Vía Láctea durante millones de años. Anthony Whitworth es Astrofísico de la Universidad de Cardiff:

“Estamos en condiciones de obtener más información de las observaciones de Herschel. Son datos que nos ayudan a crear modelos para que otros investigadores construyan modelos sobre la formación de las estrellas, y los flujos de dichas estrellas.”

“Gracias a Herschel sabemos donde están las regiones en las que se están formando las estrellas. Y ahora que sabemos donde están vamos a observarlas y a examinarlas en detalle”, señala Annie Zavagno del Laboratorio Astrofísico de Marsella.

El nuevo mapa nos da una visión mucho más coherente del cielo y permite un mejor entendimiento de la Vía Láctea. Una cartografía estelar que sigue evolucionando gracias a los nuevos y revolucionarios telescopios.

Selección del editor

siguiente artículo
Tratar la esquizofrenia con un avatar

futuris

Tratar la esquizofrenia con un avatar