Última hora

Leyendo ahora:

Donald Trump la victoria de la polémica


internacionales

Donald Trump la victoria de la polémica

Un candidato polémico, nada convencional, pero que se impuso en la convención nacional republicana de manera incontestable. Donald Trump, multimillonario y estrella de la telerealidad, estaba convencido de su victoria incluso antes de que comenzase la contienda.

Lo cierto es que ninguno de los barones del Partido Republicano tomó en serio a este personaje tan fanfarrón y sin experiencia política, cuando un año antes anunciaba.

Ese eslogan, “devolver la grandeza a nuestro país”; (Make America Great Again) y un enorme desparpajo ante las cámaras le dieron la victoria en las primarias, dejando a sus rivales en la cuneta. Sus argumentos calaron entre el electorado blanco de clase trabajadora que se sentía traicionado por la clase dirigente. Después se ganó a los líderes republicanos. Pero con su discurso agresivo contra los musulmanes y especialmente contra los latinos, Trump perdió la simpatía de una buena parte del electorado republicano.

“México manda a su gente, pero no manda lo mejor. Traen drogas, crimen, son violadores. Vienen de toda Latinoamérica, y probablemente incluso de Oriente Medio. Voy a construir un gran, gran muro en nuestra frontera sur. Y haré que México lo pague.”

Cuando se enfrentó a su rival demócrata Hillary Clinton, el candidato republicano cometió múltiples errores y perdió distancia en las encuestas.

Ante las revelaciones sobre sus comentarios degradantes hacia las mujeres en el pasado, se hundió aún más con sus justificaciones.

“No estoy orgulloso, pero es algo que ya pasó. Si miran a Bill Clinton, lo de él fue mucho peor. Lo mío fueron solo palabras. Pero él pasó al acto” dijo durante el debate.

El republicano pasó a la defensiva frenta a una Clinton decididamente incisiva.

Pero a pocos días de las elecciones la situación dio un vuelco inesperado: el candidato republicano repunta en los sondeos tras el anuncio del FBI de la investigación de nuevos correos electrónicos en relación a la investigación que había cerrado por el uso de Hillary Clinton de un servidor privado como secretaria de Estado.

“Este es el mayor escándalo desde el Watergate. Hillary envió y recibió información clasificada en un servidor que no era seguro amenazando la seguridad de los estadounidenses” denunciaba.

Con una seguridad en sí mismo a prueba de bombas, incluso antes del veredicto en las urnas Trump pronunció esta sorprendente frase:

“Aceptaré plenamente el resultado de esta gran e histórica elección presidencial…si gano.”

En euronews estamos orgullosos de contar con periodistas en todo el mundo listos para presentarles los puntos de vista locales sobre las noticias internacionales. Lea más sobre este tema en la lengua en la que ha sido escrito.

siguiente artículo

internacionales

El legado de Obama