Última hora

Leyendo ahora:

Trump, el presidente de los desencantados


internacionales

Trump, el presidente de los desencantados

El veredicto de las urnas es claro: los estadounidenses han elegido a Donald Trump, un hombre sin experiencia política cuyas declaraciones polémicas han marcado más que sus propuestas. Los electores no han sancionado al republicano por su sexismo ni por su xenofobia evidentes durante su campaña.

Sobre las mujeres ha dicho entre otras cosas:
“Me siento automáticamente atraido por la belleza, en cuanto veo a una mujer guapa empiezo a besarla, es como un imán. Y cuando empiezas te dejan hacer, puedes hacerles lo que quieras.”

Tras la pregunta incómoda de la moderadora de uno de sus debates con Hillary Clinton comentó, en referencia a la menstruación:
“Le salía sangre de los ojos, sangre de todos sitios…”

También han sido muy comentados sus comentarios sobre los musulmanes y los mexicanos, como:
“Donald J.Trump pide el cese total de la entrada de musulmanes en Estados Unidos.”
“Mexico…respeto el país, pero nos están quitando el trabajo. Nos están quitando las fábricas, nuestro dinero. Nos lo están quitando todo.”

Tampoco su falta de experiencia política le ha pasado factura. Conocido hasta ahora por su candidatura y sus apariciones en un programa de telerealidad, ha llegado a la presidencia para sorpresa de propios y extraños

El magnate se ha convertido en el adalíd de la antimundialización y del anti establishement. Y su discurso ha calado entre los republicanos y en buena parte de los estadounidenses, concretamente en los que son lo contrario de lo que él representa. Son los decepcionados del sistema, los que han visto caer su nivel de vida desde la crisis de 2008. Pero también los desencantados con la gestión de Obama…los que sufren cotidianamente estas cifras:

La riqueza media per cápita ronda los 39.000 dólares, una cifra inferior a la de países como España
El 3 % de los más ricos posee el 54,4 % de la riqueza global, contra el 44,8 % en 1989, mientras que la del 90 % de los menos ricos ha caído al 24,7% contra el 33% en 1989.

El 1% más pobre tiene una esperanza media de vida de 72,7 años, 14,6 años menos que los más ricos.
Oficialmente, el 14.5% de los estadounidenses viven por debajo del umbral de la pobreza, y el 32,2% de los niños son pobres.
92 millones de estadounidenses, el 37% de la población civil de más de 16 años no tiene ni empleo pero no está en inscrita en el paro, sino que forman parte de un limbo clasificado como “categoría fuera de la fuerza laboral”.

Un descontento que ha canalizado Trump con discursos como este:
“La gente deja de buscar porque no se consigue trabajo y entonces los sacan de las listas. Estos números son un desastre absoluto, la participación en la fuerza laboral ha caído a su nivel más bajo en casi 40 años”.

Rusia

Los ciudadanos rusos aplauden la elección de Trump como presidente estadounidense