Última hora

Leyendo ahora:

Desplazados por la batalla de Mosul


Irak

Desplazados por la batalla de Mosul

Desde que hace un mes empezó la ofensiva de las fuerzas iraquíes y sus aliados para liberar Mosul del control del Dáesh, cerca de 55.000 personas se han convertido en desplazados internos en Irak.
Los yihadistas que controlan desde 2014 esta ciudad de casi un millón y medio de habitantes utilizan a los civiles como escudos humanos. Quienes intentan escapar son torturados o decapitados.

“Intenté escapar de Mosul, pero al llegar a Qayyara caí prisionero del Dáesh. Entre horribles torturas no hacían más que preguntar: ¿Por qué quieres dejar el califato e ir a tierra infiel?, relata Ahmed víctima de torturas por parte del Dáesh”

Para hacer frente al avance del Ejército iraquí, los yihadistas utilizan diversas tácticas, incluyendo la de escudos humanos, túneles y coches bomba. Pero: ¿qué hacen las autoridades iraquíes para proteger a los civiles?

“De momento no ha habido demasiados evacuados. Esto se debe a la estrategia que adoptaron las fuerzas de seguridad iraquíes que aconsejan a los civiles permanezcan en casa y que salgan sólo cuando sea extrictamente necesario o en caso de emergencia”, asegura Diya’a Salal el director del Ministerio de Desplazamientos y Migración de Irak.

Con la ayuda de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), el gobierno iraquí ha instalado más de diez campamentos de refugiados en los que acoger a 120.000 personas. Aunque según fuentes oficiales, el número de desplazados podría ascender a 400.000 personas.

Prestamos auxilio a los civiles y militares heridos. Aunque sobre todo hay muchos civiles”, dijo Mutaaz Kerim médico en un campamento de refugiados.

El aumento del número de desplazados dependerá del avance de las fuerzas iraquíes en Mosul. Por el momento más de un tercio de la parte este de la ciudad ha sido liberado del control del Dáesh, mientras que el oeste de Mosul sigue bajo control yihadista.

“El oeste de Mosul está más poblado que el este, por lo que a medida que avancen las operaciones militares, el número de evacuados también aumentará,” prosigue Diya’a Salal el director del Ministerio de Desplazamientos y Migración de Irak.

Según organizaciones humanitarias la batalla de Mosul podría provocar el desplazamiento masivo de más de un millón de civiles. Desde principios de 2014, unos 3 millones de iraquíes se conviertieron en desplazados internos en Irak, mientras que unos 220.000 encontraron refugio en otro país.

El pasado domindo entró en Mosul un convoy con ayuda humanitaria para unas 30.000 personas.
De aquí a finales de año se estima que más de once millones de Iraquíes necesitarán ayuda humanitaria.

En euronews estamos orgullosos de contar con periodistas en todo el mundo listos para presentarles los puntos de vista locales sobre las noticias internacionales. Lea más sobre este tema en la lengua en la que ha sido escrito.

Traducción automática

siguiente artículo

internacionales

El director de la inteligencia estadounidense renuncia ante la llegada de Trump