Última hora

Última hora

Duelo sereno en La Habana por la muerte de Castro

Las banderas no estaban todavía a media asta, cuando la noticia de la muerte de Fidel Castro comenzó a extenderse por el Malecón de La Habana.

Leyendo ahora:

Duelo sereno en La Habana por la muerte de Castro

Tamaño de texto Aa Aa

Las banderas no estaban todavía a media asta, cuando la noticia de la muerte de Fidel Castro comenzó a extenderse por el Malecón de La Habana.

La noche era agradable, por lo que muchas personas, sobre todo jóvenes, se habían congregado en el lugar más emblemático de la ciudad para pasear frente al mar o disfrutar, simplemente, de la compañía.

Algunos chicos bailaban ritmos modernos cubanos, ajenos a lo que el presidente del país, Raúl Castro, acaba de anunciar en la televisión estatal. Su hermano Fidel, el líder máximo de la vieja Revolución, acababa de morir.

Al principio la gente que reaccionó con incredulidad, ya que ha habido muchos rumores sobre la salud del padre de la Revolución cubana en los últimos años. Después, asumió la noticia con calma.

- “La muerte del comandante me ha sorprendido, no me lo puedo creer, es un hombre muy poderoso, muy fuerte. No me lo puedo creer”, decía Dairo Mora, estudiante.

- “Es un proceso normal de la vida. Es una noticia que nadie está preparado para recibir y menos la noticia de la muerte del comandante”, añadía una mujer.

- “Estoy un poco apenado”, comentaba un joven. “Era una figura pública que todo el mundo amaba y respetaba”.


Poco a poco, los cubanos van enterándose de la muerte de Castro. La serenidad con la que La Habana recibió la noticia, contrasta con la explosión de alegría mostrada por el exilio anticastrista en Miami.

La bloguera cubana Yoani Sánchez contaba en un tuit que mientras unos lo despedían “con dolor”, otros lo hacían “con alivio” y “la gran mayoría con cierto toque de indiferencia”.