Última hora

Última hora

Especialización Inteligente: una herramienta europea para crear riqueza

Maithreyi Seetharaman ha viajado hasta Bolonia en el corazón de la región Emilia Romaña, en Italia, para ver cómo lugares así modernizan, invierten e innovan para hacer crecer sus economías en los sec

Leyendo ahora:

Especialización Inteligente: una herramienta europea para crear riqueza

Tamaño de texto Aa Aa

Maithreyi Seetharaman ha viajado hasta Bolonia en el corazón de la región Emilia Romaña, en Italia, para ver cómo lugares así modernizan, invierten e innovan para hacer crecer sus economías en los sectores en los que son fuertes”.

Para alentar a las regiones rezagadas para que innoven en sus industrias son importantes los incentivos. Ahora, para aprovechar los Fondos regionales Europeos todos ellos deben tener un plan de especialización inteligente. Algo que les da acceso a los 40.000 millones de euros, destinados a investigación y desarrollo. Entonces, ¿qué es exactamente la especialización?

En la región de Emilia Romaña apoyan la innovación inteligente en ingeniería mecatrónica, automovilismo, construcción y, por supuesto, en Bolonia, en cultura y creatividad.
El economista Patrizio Bianchi, coordinador de políticas europeas en la regiones ha aplicado toda esta estrategia.

- ¿Ha empezado ya a ver los resultados?

- Patrizio Bianchi: Hemos tenido un gran resultado. Especialización, la especialización inteligente significa trabajar juntos e inducimos a la gente a trabajar junta. Tenemos algo más de cincuentamil empleados, pero también tenemos mil investigadores más. Esta es la idea y esta es también la manera en la que queremos seguir de aquí en adelante poniendo a las universidades, a las empresas a trabajar juntas.

- Cuando analiza las estadísticas, ¿qué tipo de potencial tiene esta estrategia para el crecimiento y la creación de empleo?

- P.B.: Tenemos que explorar todas las posibilidades de utilizar la tecnología, para permitir que todo el mundo tenga una vida mejor. Este es el potencial. Existe un enorme potencial para crear nuevas empresas, nuevos servicios … pero también nuevas investigaciones … para escuchar, entender y también para trabajar con la gente.

- ¿Qué ocurre con las regiones que tienen una industria más tradicional, que son más rurales. ¿Cómo identifican sus principales fortalezas y luego impulsan las inversiones en innovación hacia ese objetivo?

- P.B.: Creo que ahora nos enfrentamos a un momento extraordinario a una gran revolución en las actividades agrícolas: no a grandes campos de cultivos genéricos, sino a una producción específica para cada clima, para cada tipo de producto. Explorando la posibilidad de tener también nuevo tipo de producciones. Hay mucha innovación en este campo. Ahora hemos concentrado la innovación en la industria. Ahora es el momento también de introducir la posibilidad de que la gente del mundo rural utilice la tecnología.

- También hay obstáculos como las industrias que marcan la agenda o los gobiernos que aplican la política industrial. ¿Cómo superar ese inconveniente?

- P.B.: Esta es una vieja idea de la política industrial. La política industrial basada en subsidios es un fracaso, es el pasado. El nuevo enfoque de la política industrial o al menos la política industrial que estamos haciendo aquí es crear las condiciones para que todos puedan crear su propia actividad y la posibilidad de trabajar con los demás. No hay especialización inteligente si no hay cooperación inteligente, complementariedad inteligente, capacidad de trabajar juntos para crecer. Esta es la clave de la nueva política industrial: crear los vínculos.
Así pues, esta idea, esta idea global de una sociedad capaz de generar movimientos, de generar innovación, es Europa y así debemos buscar el cambio de la actual Europa.

¿Puede la especialización inteligente ser realmente un motor de crecimiento para todas las regiones de Europa? Para saberlo, el reortero de euronews Denis Loctier ha ido a Polonia

Se ha entrevistado con Milena Supernak-Marczewska, coordinadora del proyecto de innovación odontológica Vivadental. Este centro de odontología en Gdansk trabaja en implantes personalizados y en el tejido óseo regenerado de las propias células madre del paciente. Para desarrollar estas tecnologías de vanguardia, se asoció con una universidad local y una compañía farmacéutica. Esta colaboración es una de las iniciativas ganadoras de la financiación de la especialización inteligente de esta región.

Para Supernak-Marczewska “Polonia, y también Europa, está envejeciendo, vivimos más tiempo y queremos vivir sanos y mejor, así que necesitamos productos inteligentes. En 2014 se inició el concurso de especialización inteligente, y fue obvio para nosotros que debíamos participar porque conocíamos el potencial de la Universidad de Tecnología de Gdansk y de nuestro centro y también sabíamos lo que los pacientes necesitan”.

A pesar de su desarrollo económico medio, la región polaca de Pomerania participó en la especialización inteligente movilizando la empresa privada.

A diferencia de otras regiones, en Polonia, Pomerania sólo definió sus especializaciones después de recibir propuestas concretas de I + D de organizaciones empresariales y de grupos de investigación. Localizaron expertos para seleccionar a los que tenían el mayor potencial.

Karolina Lipińska, coordinadora del proyecto de especialización inteligente en Pomerania, aseguró a euronews: “Somos la única región que convocó un concurso sobre la especialización inteligente. Hicimos una convocatoria de propuestas. Imaginamos la especialización inteligente no sólo como una idea, sino como un proyecto concreto que podemos comercializar globalmente, porque pensamos internacionalmente”.

Este enfoque de abajo a arriba permitió reducir la amplia selección de proyectos a cuatro áreas de I+D: medicina, logística, IT interactiva y energía ecoeficiente. Eso involucró a cerca de trescientas empresas privadas que proporcionaron la otra mitad de la financiación, complementando los 250 millones de euros asignados por el fondo regional.

Para Lipińska “La financiación pública no es la única fuente de financiación, la empresa también debe emplear su propio capital, creo que es bueno para la eficacia de los proyectos, y también para tener sostenibilidad en las fuentes de financiación”.

En Polonia, el sector privado proporciona una media inferior al 40% de los gastos de I+D. En la región de Pomoronia, este indicador se acerca a la media de la UE del 55%.

Para 2020, esta región espera que su estrategia de especialización inteligente impulse la investigación, mejore la educación superior, incremente el empleo y la salud pública, y promueva una energía más limpia y segura.