Última hora

Leyendo ahora:

Jugar para entender mejor la demencia


Sci-tech

Jugar para entender mejor la demencia

Nada más normal que un grupo de jóvenes utilizando videojuegos.

Pero cada vez que el barco virtual que dirigen se acerca a una zona de rocas o a la playa, la información es enviada a científicos ya que se trata de datos que pueden decir mucho de la persona que está jugando.

De hecho, investigadores de la Universidad Colegio de Londres intentan conocer mejor la demencia desde el pasado mes de mayo a través de este juego en el que ya han participado más de dos millones de personas.

“La gente que juega tiene un pequeño barco con el que debe recorrer un río. Sale de un punto, baja el río, coge un lanzabegalas, dispara y vuelve al punto de partida. Eso es lo que tienen que hacer. Ahí analizamos el sentido de la orientación, ¿de dónde viene la persona? También anotamos otros datos. Alguien que es muy bueno en el juego responderá positivamente a unas preguntas que le haremos. Sin embargo alguien para quien sea más difícil cometerá errores. Estudiamos, en general, los resultados del juego y la edad de la persona. La gente es más rigurosa en el juego cuanto más joven es”, explica Hugo Spiers, uno de los responsables del proyecto.

El juego se basa en un viejo marinero que ha perdido la memoria. Acompañado de su hijo decide recorrer el mundo en un barco descubriendo en su camino todo tipo de criaturas extraordinarias.

Pero cuanto más viejo es el hombre, más avanza la demencia. Por ello el hijo empieza a dibujar los lugares que visitan juntos para que el padre pueda recordarlos.

“Cuando los científicos hayan avanzado en su estudio, podrán someter a los pacientes a una serie de pruebas que analicen su sentido de la orientación. De esas pruebas obtendrán unos datos y esos datos comparados a los de más de dos millones de personas que han participado en el juego, nos dirán como se encuentra el paciente respecto a la enfermedad”, dice Spiers.

Diferentes zonas del cerebro están conectadas por un circuito por el que navegamos. En cada zona existe una especie de mapa interno.

Los científicos aseguran que este videojuego les ayuda a saber qué parte del cerebro se deteriora en primer lugar con la demencia gracias a toda la información recogida tras la participación de miles de personas en este proyecto.

“El hecho de que decenas de miles de personas puedan utilizar este videojuego significa que hemos avanzado mucho en la investigación sobre la demencia. Llevar a cabo este trabajo en un laboratorio hubiese sido imposible, hubiésemos necesitado siglos para conseguir la misma cantidad de datos que ahora estamos utilizando. Creo que esto es muy importante porque, al final, son investigaciones como ésta, las que nos llevan a establecer un tratamiento”, asegura Hilary Evans, experta.

Estos investigadores de la Universidad Colegio de Londres aseguran que este proyecto no tiene como objetivo diagnosticar la demencia sino contar con una información más antes de hacerlo.

“Esta es solo una de las informaciones que los médicos necesitarían para diagnosticar la enfermedad. Muchos pacientes empiezan simplemente diciendo: ‘me perdí, no sabía donde estaba’ Por eso es necesario que los científicos puedan medir en qué estado se encuentra la pérdida del sentido de la orientación, qué significa”, explica Spiers.

Selección del editor

siguiente artículo

Sci-tech

El arte en el mundo virtual llega a la Royal Academy of Arts de Londres