Última hora

Gravity

Hola y bienvenidos a Gravity, nuestro programa semanal dedicado a los deportes de invierno.

Leyendo ahora:

Gravity

Tamaño de texto Aa Aa

Hola y bienvenidos a Gravity, nuestro programa semanal dedicado a los deportes de invierno. Jugar en casa siempre es una ventaja y no serán los esquiadores franceses quienes digan lo contrario. De hecho cuatro estuvieron en el top 5 en el eslalon gigante de Val d’Isère.

Mathieu Faivre fue uno de los dos franceses que se subieron al podio este domingo. El esquiador galo firmó su primer triunfo en la Copa del Mundo de esquí alpino. Ganó en casa, en Val d’Isere. Faivre había logrado el segundo mejor tiempo en la primera manga, pero estuvo intratable en el segundo descenso, en el que logró el mejor registro. Hasta el momento sólo se había subido dos veces al podio: fue segundo en Neaba, Japón, y tercero en Saint-Moritz, Suiza. Los dos los cosechó la temporada pasada.

El segundo mejor tiempo lo marcó Marcel Hirscher. No ganó esta prueba, pero obtiene un buen premio de consolación. Y es que el austríaco se sitúa como líder de la clasificación general de la Copa del Mundo de esquí alpino con 80 puntos más que el noruego Kjetil Jansrud, que tras lograr un doblete de victorias en la jornada del sábado, es segundo.

Y el tercer escalón del podio lo ocupó otro francés, Alexis Pinturault. Pero estos no fueron los únicos galos que triunfaron en la jornada del domingo en Val d’Isere, ya que sus compatriotas Thomas Fanara, que fue cuarto, y Victor Muffat-Jeandet, que completó el top 5, confirmaron el dominio francés en el gigante, que tuvo lugar en la famosa pista Oreiller-Killy.

Otro eslalon gigante tendrá lugar en Val d’Isère el próximo fin de semana. No será en la pista Oreiller-Killy, sino en la cara de Bellevarde. Una pendiente mítica en la que Victor Muffat-Jeandet ocupó la tercera plaza el año pasado y donde Julien Lizeroux se convirtió en el finalista en 2009.

Es verdad que la cara de Bellevarde es bastante atípica. Es muy dura y a menudo está helada. El mes de diciembre nos permite tener buenas condiciones de nieve. Es verdad que no fueron solo la pistas las culpables de mi éxito en el pasado, es que sumé mis primeros puntos en el campeonato del mundo. Que sea tan dura me permite no pensar demasiado y estar completamente relajado. A menudo eso me viene bastante bien. Pero en el esquí alpino no hay reglas.

No es plana, pero por otro lado la pendiente que nos empuja a la línea de meta es muy exigente. Después tiene una altura que oscila entre los 1800 y los 2000 metros y requiere un buen nivel táctico y de resistencia. Y sobre todo, tenemos mucha nieve, algo que generalmente es muy duro. Tiene algunas partes de nieve congelada, pero que se deteriora mucho por toda la gente que pasa por aquí, así que es una auténtica guerra, una verdadera lucha, pero está bien.

Sin Lindsey Vonn, víctima de una fractura en el brazo derecho y que no volverá a las pistas antes de enero, la situación ha cambiado. ¿Quién se aprovechó de ello? Lara Gut, por ejemplo, que ganó el Súpergigante de Lake Louise.

La esquiadora suiza empezó la temporada de esquí alpino por todo lo alto imponiéndose este domingo en la primera Súper Gigante en Lake Louise. Terminó la prueba con un tiempo de 1 minuto, 2 segundos y 68 centésimas. Es la vigésima victoria que logra Lara Gut en la Copa del Mundo de esquí alpino y la tercera vez que se impone en la pista canadiense, donde ya triunfó en 2013 y 2014.

Ha sido 10 centésimas de segundo más rápida que Tina Weirather, la otra gran dominadora de la Súpergigante de Lake Louise este domingo. La esquiadora de 27 años se quedó muy cerca de lograr su séptima victoria en un evento de la Copa del Mundo de esquí alpino.

Tuvo que conformarse con el segundo escalón del podio, mientras que el tercero lo ocupó la italiana Sofia Goggia.

Lara Gut ahora es segunda en la clasificación general. La esquiadora que lidera el ranking es Mikaela Shiffrin. La americana, que no logró puntuar este domingo tras terminar 33ª, tiene 358 puntos.

En la familia Prevc están Peter, primero en la clasificación general el pasado invierno en la Copa del Mundo de salto de esquí, y también su hermano pequeño Domen, que ganó el domingo la competición de Klingenthal, en Alemania.

El saltador esloveno Domen Prevc, de 17 años, logró su segunda victoria de la temporada en la Copa del Mundo de salto de esquí, disciplina de la que sólo se han disputado tres pruebas en la categoría individual esta campaña.

Domen Prevc, que el 25 de noviembre ganó en Ruka, Finlandia la prueba inaugural del circuito, fue el mejor este domingo en Alemania. Obtuvo 286,9 puntos con dos saltos de 140 y 141 metros. Con esta victoria, Domen Prevc se coloca al frente de la clasificación general de la Copa del Mundo con 220 puntos, 16 más que el hasta ahora líder, el alemán Severin Freund.

El esloveno superó por sólo dos décimas de segundo al noruego Daniel Andre Tande, quien en la segunda manga, logró el mejor salto del concurso de 143 metros.

El próximo domingo estaremos de nuevo en Val d’Isère para acercaros la Copa del Mundo de esquí alpino. Mientras, os dejamos con las mejores imágenes del fin de semana.