Última hora

Los hoteles de Lyon esperan acercarse al 75% de ocupación en esta nueva Fiesta de las Luces

Los hoteleros y restauradores de Lyon esperan impacientes el desarrollo de estos tres días de Fiesta de las Luces para resarcirse de la anulación del año pasado, por amenaza de…

Leyendo ahora:

Los hoteles de Lyon esperan acercarse al 75% de ocupación en esta nueva Fiesta de las Luces

Tamaño de texto Aa Aa

Los hoteleros y restauradores de Lyon esperan impacientes el desarrollo de estos tres días de Fiesta de las Luces para resarcirse de la anulación del año pasado, por amenaza de atentado. En 2015, se cancelaron simultáneamente entre el sesenta y el setenta y cinco por ciento de las reservas. Cuando, durante estas fechas, los hoteles de la ciudad están llenos en un noventa por ciento. Para esta edición, recortada en una jornada de jueves a sábado, el nivel de reservas vuelve a ser alto.

“Este año, es muy esperanzador porque las reservas van bien”, se felicita a Euronews el director de la Oficina de Turismo de Lyon, François Gaillard. “Primero, los hoteles lyoneses estarán casi llenos durante los tres días de fiesta. Y las reservas en grupo se elevan al 70, 75 por ciento respecto a 2014”.

Se teme que los turistas extranjeros, suizos, italianos y alemanes, sean menos. Y se nota ya en una bajada del precio medio por habitación. Los hoteles más expuestos son los más grandes de más de ochenta habitaciones.

“Se nota el entusiasmo y la fiesta será excepcional”, desea el presidente de la patronal hotelera de la región, Laurent Jaume. “Ya que no la pudimos celebrar el año pasado, los organizadores se han arremangado las mangas. Y vemos que los clientes responden porque, globalmente, el porcentaje de ocupación es bueno aunque se pierda una jornada respecto a la última edición”.

Aunque se calcula que alrededor de un setenta por ciento de los visitantes se alojan en casas de familiares y amigos. Y el mercado de alquiler por internet, tipo AirBnB, va en aumento. Otro elemento que puede influir es el anuncio tardío de que la fiesta este año sí que se iba a mantener.

Las medidas de seguridad para su celebración se han incrementado, como ha ocurrido en todo el país. De los 43 millones de euros que el Gobierno destina a reflotar el sector, quince se destinan precisamente a este aspecto como cámaras de vigilancia en la calle.