Última hora

Leyendo ahora:

Reportaje en 360°: la huella de las inundaciones en Bosnia-Herzegovina

Esto es Sarajevo, la capital de Bosnia y Herzegovina.

Mientras caminamos por el centro de la ciudad vemos una mezquita, una sinagoga y una catedral: no es difícil ver cómo Sarajevo se ha ganado el título de la “pequeña Jerusalén”.

Sin embargo, a medida que se mira un poco más de cerca se percibe que la ciudad todavía lleva las cicatrices de un conflicto que sacudió el corazón de este país multiétnico.

Algunos edificios aún conservan los agujeros de bala provocados por los disparos durante la amarga guerra civil de hace más de 20 años.

La tragedia de las inundaciones

Siguiendo el río Bosna, fuera de Sarajevo, hay signos de otra tragedia a la que se enfrentaron más recientemente las regiones del noreste del país.

Muchas de las casas que vemos por el camino aún tienen las marcas causadas por las peores inundaciones en 120 años.

“Hace un hermoso día hoy en Bosnia y Herzegovina, por lo que es difícil imaginar que la ciudad que se ve detrás, la ciudad de Doboj, fuera destruida hace dos años durante las inundaciones que golpearon la ciudad”, relata Emma Beswick, enviada de Euronews.

“El río que se ve en el horizonte se desvordó y parte de la ciudad quedó sepultada siete metros bajo el agua”.

Como se puede ver en estas imágenes de archivo, las inundaciones, causadas por fuertes lluvias, se tragaron Doboj en 2014.

133 instituciones y 4.500 viviendas rehabilitadas

Pero gracias a una iniciativa conjunto del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo y de la Unión Europea, la ciudad ha sido prácticamente reconstruida.

El Programa de Recuperación de Inundaciones de la UE y el UNDP ha rehabilitado cerca de 133 instituciones públicas y unas 4.500 viviendas.

Siniša Ubiparipović, de la oficia del UNDP de Doboj explica que: “Hace poco más de dos años y medio, era imposible estar aquí porque el nivel del agua en esta parte de la ciudad era de 3,5 metros de altura.

“Lo recuerdo muy bien porque iba en un bote de rescate por esta calle con algunos compañeros, intentando cruzar, pero la corriente era tan intensa que era imposible navegar”.

Siniša explica cómo vio a empleados y pacientes huir de este centro de salud cuando vieron aproximarse la crecida del agua.

Ahora ha sido completamente renovado.

‘El alma bosnia’

Obren Petrovic es el alcalde de Doboj.

Si mira a su izquiera verá una guardería y frente a él el ayuntamiento de la ciudad.

Ambos edificios han sido restaurados por la UE y el UNDP.

Petrovic describe cómo el “alma Bosnia” se manifestó durante el desastre con bosnios, serbios y croatas ayudándose mutuamente-.

Amir Bradarić es un agricultor cuya casa y negocio fueron completamente destruidos por la inundación.

“Antes de la inundación cultivaba fresas aquí, pero todos los viveros que tenía fueron destruidos”, rememora.

“Solicité apoyo para la recuperación al programa de Recuperación de Inundaciones de la UE y UNDP y fui seleccionado como beneficiario y proveído de semillas de plantas de fresa”, cuenta Bradarić.

Amir termina diciendo: “nuestro estado es un estado fallido, tenemos que luchar para sobrevivir”.

Una señal reveladora de la lucha que él y su familia han mantenido, y el salvavidas proporcionado por la UE y el UNDP a ellos y a muchos otros bosnios en la misma situación.

Y además... Resultados de exámenes a través de Snapchat y El asesor de Erdogan, listo para morir por su jefe

Mundo

Y además... Resultados de exámenes a través de Snapchat y El asesor de Erdogan, listo para morir por su jefe