Última hora

Alrededor de 1.000 corredores disfrazados de Papá Noel se dieron cita el domingo en el centro de la ciudad medieval de Riga para tomar parte en una carrera con fines caritativos. Esta ha sido la séptima edición y se han batido todos los récords: más participantes que nunca y una recaudación de 13.000 euros destinada a la rehabilitación de niños con discapacidad motora.

También se han vestido de Papá Noel en Issy-les Moulineaux, cerca de París, los corredores que han tomado parte en una carrera tradicional de diez kilómetros de distancia. La prueba fue anulada en 2015 tras los atentados de París.

Más No Comment