Última hora

Leyendo ahora:

Dos jóvenes secuestradas por el Daesh, Premio Sájarov del Parlamento Europeo


the global conversation

Dos jóvenes secuestradas por el Daesh, Premio Sájarov del Parlamento Europeo

Son objetivo del llamado Estado Islámico por el hecho de ser yazidíes. Violadas, violadas en grupo, con sus seres queridos asesinados … dos mujeres jóvenes lograron escapar de sus brutales secuestradores. Nadia Murad y Lamiya Haji Bashar, ahora cuentan su cruda experiencia por todo el mundo con la esperanza de salvar a su comunidad yazidí que los islamistas han planeado destruir. Su caso ha aglutinado indignación e interés en las redes sociales

La valentía de Nadia y Lamia ha sido reconocida en todo el mundo, están en el Parlamento Europeo en Estrasburgo para recibir el prestigioso Premio Sájarov. Han atravesado un meticuloso proceso de selección en el que no ha cabido duda sobre sus merecimientos.

- Isabelle Kumar: Nadia y Lamiya, habéis pasado un horror, ¿cómo estáis ahora?

- Nadia: Como una de las más de seis mil quinientas mujeres y niños yazidíes que han sido secuestrados por el Daesh, ahora estoy muy feliz por haber sido honrada con este premio. La meta del Daesh era silenciar nuestras voces, la meta del Daesh era deshonrrarnos. Daesh nos ve como si no fuéramos nada, sólo una mujer para ser violada o vendida. Su objetivo era borrar del mapa a los yazidíes.

- Isabelle Kumar: Lamia, ¿cómo te hace sentir este premio?

- Lamiya: Como niña yazidí y como una de las que fue violada por Daesh, hoy me siento muy feliz por este premio, supone un gran apoyo para mí recibirlo en nombre de los que fueron secuestrados y pisoteados por Daesh, son miles las mujeres violadas por Daesh, y yo soy una de ellas.


Biografía: Nadia Murad

  • Nadia Murad nació y fue secuestrada en la localidad de Kocho, Irak
  • Fue esclavizada por el Daesh cuando su pueblo fue atacado por los islamistas en agosto de 2014
  • Ahora es embajadora de buena voluntad de la ONU y Premio Sájarov
  • Nadia vive en Alemania


Biografía: Lamiya Aji Bashar

  • Lamiya tenía 16 años cuando fue secuestrada por los islamistas de Daesh en Kocho, Irak
  • Estuvo en poder del Daesh veinte meses
  • Al intentar escapar pisó una mina antipersona que le dañó gravemente
  • Al igual que su compañera, Nadia, Lamiya ha encontrado un sitio seguro para vivir en Alemania

- I.K.: Usted está aquí contando su experiencia una y otra vez, una historia muy angustiosa, ¿qué es lo que realmente querría que hiciera el mundo?

- Nadia: Lo que queremos del mundo es que se acabe con esto, hay que castigar a quienes intentan exterminarnos, castigar a estos criminales en el Tribunal Penal Internacional. Nuestro objetivo es proteger a mujeres y niños, proteger a las minorías, proteger a las pequeñas comunidades como la yazidí, pero también a los cristianos que están en Irak y Siria.

- I.K.: Para comprender mejor el trabajo, el muy valiente trabajo que hace hoy, creo que es muy importante entender su historia, lo que le pasó cuando estaba secuestrada. Sé que debe ser muy difícil, Lamiya pero ¿podría decirnos un poco sobre el tiempo que pasó secuestrada? porque usted estuvo secuestrada durante casi dos años por el llamado Estado Islámico.

- Lamiya: Estuve secuestrada por el Daesh un año y ocho meses. Nos tuvieron allí para violarnos y vendernos, cambiaban de mujer cuando se les antojaba. Hicieron lo que quisieran con nosotras, arrancaron a los niños de sus madres y cogieron a niñas para venderlas en los zocos. Entrenaban a mujeres y niños en el uso de las armas.

- I.K.: ¿Qué edad tenían las chicas con las que estuvieron?

- Lamiya: Algunas niñas tenían ocho años, otras eran mujeres con cuatro hijos y todas éramos esclavas.

*- I.K.: Usted, Nadia, también fué secuestrada. ¿Qué le hizo esa gente?

- Nadia: Supervivientes como Lamiya y como yo podemos hablarles de miles de chicas como nosotras en Irak y Siria que viven siendo torturadas en una tragedia inacabable.
A pesar de esto ni un solo niño siquiera ha sido rescatado, son ellos los que tienen que escapar, a pesar de que no saben a dónde ir. A pesar de eso prefieren fugarse como las dos chicas que estaban con Lamiya y que decidieron morir y no quedarse con Daesh.

- I.K.: Intentó escapar, ¿qué pasó cuando intentó escapar del Daesh, no lo consiguió a la primera, qué pasó?

- Nadia: Escapar de Daesh es una cosa muy difícil para las chicas yazidíes, porque Daesh controla toda la región. Así que cada vez que las chicas tratan de escapar huyen a las casas más cercanas, entonces esos vecinos las devuelven a Daesh. No sabíamos cómo ponerle fin a aquello. Aunque sabía que no podía escapar, decidí que prefería morir antes que quedarme con ellos.
La primera vez que traté de escapar me violaron por haber intentado huir; no me mataron, me violaron pero no desesperé, lo intenté de nuevo y me las arreglé para fugarme.

- I.K.: Lamiya, ¿la gente de Daesh alguna vez mostró pesar por lo que le hicieron?

- Lamiya: No. No, cuando estaba con ellos nunca conocí a una sola buena persona del Daesh.

*- I.K.: Ahora está en tratamiento médico, pisó una mina antipersona al intentar fugarse, ¿cómo está ahora?

- Lamiya: Sigo visitando con regularidad al médico, porque mi ojo no está curado aún y mi cara tampoco, toda mi cara está dañada, no está curada todavía.

*- I.K.: Uno de sus objetivos es que este grupo sea derrotado. Muy pocos han tenido una experiencia con Daesh como usted, ¿cómo funciona el Daesh?

- Nadia: Los miembros del Daesh dicen que aplican las leyes de la Sharia. Daesh no es solo una o dos personas o incluso mil personas, no. El Daesh tiene mucho apoyo, tiene un montón de armas, petróleo, dinero, tiene todo lo que necesita. Hasta ahora nunca hemos oído que el Daesh necesite comida, ropa o armas. Después de más de dos años de guerra contra Daesh en Siria y en Irak, Daesh no se ha quedado sin armas, sin dinero, sin ropa, así que realmente tienen un gran apoyo, ya sea de algunos países como de algunas organizaciones.

*- I.K.: Lamiya, en su tiempo de cautiverio, ¿qué vió sobre el funcionamiento de este grupo?

- Lamiya: Me llevaron a Mosul cinco meses con el Daesh. Me hicieron fabricar coches bomba, cinturones para suicidas y explosivos.

*- I.K.: Para terminar, ustedes dos son muy jóvenes Lamiya, ustedes todavía son adolescentes, ¿cuáles son sus expectativas? ¿Qué quieren hacer?

- Lamiya: Mi futuro … tan sólo quiero vivir como cualquier chica de mi edad, quiero ir a la escuela, y aprender idiomas. Lo más importante para mí es estar con mi familia de nuevo y que todas las secuestradas puedan estar con sus familias de nuevo.

*- I.K.: Nadia, ¿finalmente qué espera del futuro?

- Nadia: Mi sueño es que las pequeñas comunidades como los yazidíes y los cristianos, las minorías en Irak, Siria y en la región estén protegidas y que no desaparezcan. El objetivo de Daesh es erradicar esas pocas pequeñas comunidades, mi objetivo es detener todo eso y proteger a todo ser humano sea cual sea su color, religión o nacionalidad. La gente tiene que respetarlo tal y como es.

En euronews estamos orgullosos de contar con periodistas en todo el mundo listos para presentarles los puntos de vista locales sobre las noticias internacionales. Lea más sobre este tema en la lengua en la que ha sido escrito.

the global conversation

Beji Caïd Essebsi: "Pedimos apoyo a la UE en nuestro compromiso con la democracia"