Última hora

Después de que se le cayera un saco de regalos desde su trineo, Santa Claus hizo una parada en la torre Kollhoff de la plaza Potsdamer para recuperarlo.

Pero en lugar de bajar por la chimenea, como es su costumbre, realizó un vertiginoso descenso hasta el café Panoramapunkt, que está en el piso 24, utilizando un vieja escalera de cuerdas.

Más No Comment