Última hora

Leyendo ahora:

Muere el exdictador uruguayo Gregorio Álvarez


Uruguay

Muere el exdictador uruguayo Gregorio Álvarez

El teniente general Gregorio Álvarez ha fallecido este miércoles a los 91 años de edad por complicaciones cardíacas, en un hospital militar de Montevideo, en el que permanecía internado desde el pasado 13 de diciembre.

Álvarez, conocido como “Goyo”, presidió con mano de hierro los años finales de la última dictadura uruguaya, de 1981 a 1985. Su figura era temida tanto en la calle como en el propio ámbito militar. Bajo su mandato fueron detenidos los principales líderes políticos del país: desde el conservador Jorge Batlle luego presidente entre 2000 y 2005, el izquierdista Líber Seregni o el opositor Wilson Ferreira.

En la cárcel desde 2007, Álvarez fue juzgado y condenado dos años después a 25 años de prisión por la muerte de 40 opositores entre 1977 y 1978, transferidos desde la vecina Argentina.

Actualmente estaba siendo procesado por la Fiscalía de Roma en el “Proceso Cóndor”, que juzga la desaparición de italianos en el plan Cóndor: una maquinaria ideada por el general chileno Augusto Pinochet para coordinar la brutal represión contra militantes izquierdistas en las dictaduras militares del cono sur: Chile, Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Bolivia durante los años setenta y ochenta.

Hijo y nieto de generales, Gregorio Álvarez ingresó en la Academia Militar en 1940. Nombrado general 31 años más tarde, se convirtió en el militar con más poder del ejército. Participó en el golpe de Estado de 1973, en una época de inestabilidad social fomentada por las acciones de la guerrilla de los Tupamaros (luego reconvertida en el partido político Frente Amplio).

Al final de su mandato, Gregorio Álvarez carecía de apoyos dentro de las fuerzas armadas. No participó en las negociaciones por las que Uruguay recuperaría la democracia. Dimitió dos semanas antes para no tener que traspasar el poder a Julio María Snaguinetti, líder del Partido Colorado vencedor de las elecciones de noviembre de 1984.

En una entrevista en 2010 aseguró no arrepentirse de nada. Y a una pregunta sobre los desaparecidos respondió: “¿Quién dice que hubo desaparecidos?”