Última hora

Hombres y mujeres, disfrazados de osos, bailan por las calles para dar la bienvenida al Año Nuevo

Acompañados por tamborileros y un “domador de osos” que canta, la danza del oso tenía la intención de ahuyentar a los malos espíritus.

Sus orígenes provienen de cuando los gitanos locales, también conocidos como los Roma, descendían a las ciudades desde los bosques en los que vivían y traían con ellos osos auténticos.

Según la leyenda, si un oso entra en la casa, la buena suerta está echada.

Más No Comment