Última hora

Hollande, único mandatario de la coalición internacional en viajar a Irak desde la creación de la alianza anti yihadista

La visita de François Hollande a Irak, mantenida en secreto hasta el último momento, se produce en medio de estrictas medidas de seguridad.

Leyendo ahora:

Hollande, único mandatario de la coalición internacional en viajar a Irak desde la creación de la alianza anti yihadista

Tamaño de texto Aa Aa

La visita de François Hollande a Irak, mantenida en secreto hasta el último momento, se produce en medio de estrictas medidas de seguridad. El atentado en Bagdad dos horas después de la llegada del presidente, ha sido interpretado como la respuesta de Dáesh a la presencia del único mandatario de la coalición internacional que viaja al país desde que se formase la alianza contra los yihadistas hace dos años y medio.

Durante su última alocución con ocasión del Fin de Año, el presidente francés aseguró que 2017 será un año de victoria contra el terrorismo: “Habéis seguido viviendo, trabajando, saliendo, circulando, cuidando la libertad. Y podéis estar orgullosos de ello. No hemos terminado con la plaga del terrorismo, tendremos que seguir combatiéndolo, también en el exterior, y ese es el objetivo de nuestras operaciones militares en Mali, Siria y en Irak, a donde viajaré pasado mañana para saludar a nuestros soldados.”

Hollande, que no optará por la reelección en las presidenciales de abril de 2017, no pasará a la historia por su popularidad, pero sí por multiplicar las intervenciones militares en el extranjero, como en Malí, Siria e Irak, donde Francia es el segundo mayor socio de la coalición militar después de Estados Unidos.

Desde 2014, ha lanzado más de 1.000 bombardeos y destruido 1.700 objetivos en Irak y Siria.
Además de 18 cazas de tipo Rafale, alrededor de mil soldados franceses brindan consejo, formación y apoyo de artillería en Irak a las tropas de ese país que luchan para retomar los territorios que siguen en manos de los yihadistas.

La participación de Francia en la coalición se decidió en septiembre de 2014. Los primeros bombardeos tuvieron lugar pocos días después de la primera visita de Hollande a Irak, donde se reunió con su homólogo, que acababa de ser elegido. En aquel momento, el presidente francés no estaba dispuesto aún a intervenir en Siria.

Antes, en 2013, Hollande, envió urgentemente a Mali un cuerpo expedicionario para detener un ofensiva yihadista que amenazaba Bamako. En diciembre de ese mismo año, el presidente lanzó la operación Sangaris en la República Centroafricana que duró dos años y en la que Francia llegó a tener 2.500 soldados.

Los atentados de enero de 2015 en París acabaron de convencer al presidente francés de la necesidad de intervenir en Siria. Al igual que en Irak, los bombardeos franceses en ese país tienen como único objetivo oficial las bases de Dáesh.