Última hora

Cientos de personas celebraron el comienzo del nuevo año con una zambullida en las gélidas aguas del Mar del Norte. Una tradición con bastantes adeptos que se practica en la localidad holandesa de Scheveningen.

Los valientes nadadores, provistos de bañador y gorrito de Papa Noel, se acercaron corriendo a la orilla y aguantaron entre gritos de júbilo y espanto el grado centígrado de temperatura del agua.
Una tradición que se remonta a los años sesenta del siglo pasado.

Más No Comment