Última hora

Israel declara culpable de homicidio al soldado israelí que disparó a un atacante palestino herido e inmovilizado

Israel declaró este miércoles culpable de homicidio al soldado israelí Elor Azaría, que disparó a un atacante palestino herido e inmovilizado en Hebrón en marzo…

Leyendo ahora:

Israel declara culpable de homicidio al soldado israelí que disparó a un atacante palestino herido e inmovilizado

Tamaño de texto Aa Aa

Israel declaró este miércoles culpable de homicidio al soldado israelí Elor Azaría, que disparó a un atacante palestino herido e inmovilizado en Hebrón en marzo pasado.

“Es un duro veredicto que ha rechazado todos los argumentos de la defensa. Sostuvimos desde el principio que el tribunal militar estaba de parte del fiscal, aportamos pruebas de ello”, manifestó el abogado defensor, Ilan Katz.

La justicia rechazó la tesis de la defensa de que el soldado actuó en defensa propia, por miedo a que el joven palestino portase una bomba o tratase de coger de nuevo el cuchillo. Según la sentencia, Azaría, de 20 años, mató a Abdel Fatah al Sharif, de la misma edad, por venganza y “sin motivo” que lo justificase.

“Merece morir”, dijo tras apretar el gatillo, según un soldado que presenció los hechos.

El vídeo que un activista por los derechos humanos captó del momento de la ejecución muestra al joven palestino, que había intentado apuñalar a un militar previamente, inmovilizado en el suelo y con el cuchillo fuera de su alcance.

“No es un día alegre para nosotros. Hubiésemos preferido que este acto (la ejecución) no hubiese sido cometida y que Azaría no tuviera que ser juzgado. Pero el acto se cometió y la ofensa es grave. Por tanto, era necesario incriminarle y ha sido condenado de acuerdo con lo que establece la ley”, aseguró por su parte el fiscal militar, Nadav Weissman, tras conocerse la sentencia.

Cientos de israelíes se manifestaron frente a la sede del tribunal militar encargado de dictar sentencia este miércoles en Tel Aviv y dos personas fueron detenidas por alteración del orden público.

El caso ha polarizado a la sociedad israelí entre quienes justifican la conducta del soldado e incluso le consideran un héroe —alineados sobre todo en posiciones de derecha—, y quienes apoyan que responda por sus acciones.

El propio ministro de Defensa, Avigdor Lieberman, señaladó su desacuerdo con la decisión.

“A pesar del difícil veredicto, la primera cosa que pido, a quienes
están a favor del veredicto y a quienes nos gusta mucho menos, incluido yo mismo, es respetar la decisión legal y mantener la moderación”, indicó Lieberman.

En relación con las críticas hacia el jefe del Estado Mayor, Gadi Eisenkot, que no ha apoyado públicamente al soldado, reclamó que no se permita que el debate político debilite a las Fuerzas Armadas. Como Eisenkot, algunos oficiales se han distanciado de Azaría y han señalado su ruptura de los códigos de conducta militares.

Entre los defensores de Azaría, una campaña orquestada por su familia y apoyada por políticos de ultraderecha pedía la liberación del militar al presidente israelí, Reuven Rivlin.

“Espero que el presidente o el jefe del Estado Mayor del Ejército le concedan el perdón rápidamente. El primer día, que vaya a prisión; el siguiente, debería ser amnistiado”, aseguró en ese sentido Abraham Levi, residente en Jerusalén, resumiendo el parecer de muchos ciudadanos israelíes.