Última hora

Leyendo ahora:

La magia de imprimir sin tinta


Sci-tech

La magia de imprimir sin tinta

En asociación con

El láser podría ser el futuro de la impresión. Antiguos alumnos de la Universidad Politécnica de Delft, en los Países Bajos, han desarrollado una tecnología que puede imprimir en cualquier tipo de papel sin tóners ni tinta.

Algo que recuerda al conocido experimento escolar de quemar un papel usando una lupa y la luz del sol.

Este mismo principio ha sido utilizado en un laboratorio con un rayo láser infrarojo, que pasa a través de un conjunto de lentes especiales, quemando el papel e imprimiendo puntos negros.

“Aplicamos energía utilizando el láser, y luego el color del papel cambia. Normalmente, si alguien intentara hacer esto tendría problemas como que el color saldría en realidad marrón o si se raspa el papel la impresión no es permanente, se puede borrar. Lo que hemos hecho en los últimos años de investigación es asegurar que la calidad, el color de la tinta y el color de la impresión, que se obtiene con este sistema, tenga exactamente el mismo color negro que la clásica impresión”, explica el responsable del invento Vankatesh Chandrasekar.

La pálabra técnica para describir este sistema es la “carbonización”.

Lo complicado es crear un equilibrio óptimo entre la intensidad del rayo láser y la estructura del puntero, para convertir la carbonización del papel en impresión sin llegar a la combustión.

“Con el fin de controlar la combustión del papel tenemos que tener una intensidad que sea muy uniforme y solo en el área donde queremos aplicar el rayo del láser”, cuenta Aurèle Adam, doctor de la Universidad Politécnica de Delft.

La intensidad del negro de los puntos de impresión puede controlarse cambiando la duración de pulsación del láser.

“El láser envía pulsaciones, que pueden alargarse en el tiempo, y a veces podemos enviar luz o no, haciendo que el sistema se enfríe antes de que cambie la llama. Si esto se ajusta y se hacen muchas ‘prueba y error’ se puede obtener un tipo diferente de negro y por lo tanto conseguir el color final que se desea”, agrega Aurèle Adam.

Los resultados de las pruebas de laboratorio han confirmado que la tencología sin tinta satisface los parámetros de la impresión clásica en blanco y negro.

La companía Tocano se está encargando de introducir este sistema en el mercado.

“Nuestra solución tiene ciertas ventajas: no se necesitan producir más cartuchos, lo que supone una redución de costes para toda la cadena, existen beneficios medioambientales y la funcionalidad de la impresora mejorará porque se tendrá una impresión ilimitada”, asegura Arnaud van der Veen, director comercial en Tocano.

Los creadores del dispositivo sin tinta creen que su tecnología podría entrar en el mercado en un par de años.

“Primero nos centramos en la industria, por ejemplo la impresión en cajas o libros, o sea su uso en grandes máquinas industriales y desde ahí iremos al usuario normal. Básicamente podemos ir reduciéndolo hasta llevarlo al uso cotidiano”, adelanta Venkatesh Chandrasekar, inventor del sistema de impresión sin tinta.

Cada año se venden 14.000 millones de dólares de cartuchos y tóners de tinta negra en todo el mundo, de los que se reciclan menos del 30%. Una vez desechados, tardan más de 450 años en descomponerse totalmente.

Selección del editor

siguiente artículo

Sci-tech

Lo que esperamos de la ciencia y el espacio en 2017