Última hora

EEUU: demócratas y republicanos vuelven a la carga con el "Obamacare"

La reforma satinaria, mayor logro de la presidencia de Barak Obama, de nuevo a la palestra, después de la pausa electoral.

Leyendo ahora:

EEUU: demócratas y republicanos vuelven a la carga con el "Obamacare"

Tamaño de texto Aa Aa

El presidente Barak Obama acudió el miércoles al Capitolio para pedir a los representantes demócratas “firmeza” a la hora de defender su reforma sanitaria, denominada también Obamacare, en un último intento por mantener su mayor logro legislativo.

La visita coincidía con la del vicepresidente electo, Mike Pence, que recordó a los represestantes republicanos, la promesa de Donald Trump, quien pretende abrogar esta ley antes del 27 de enero. Pence afirmó que “el mecanismo que sustituya al Obamacare, se llevará a cabo a través del procedimiento legislativo, durante las semanas y los meses venideros. Pero los estadounidenses votaron por el cambio en noviembre (…) y éste comenzará derogando y remplazando la política fallida del Obamacare”.

Con el Senado y la Cámara de representantes en manos de los republicanos, el márgen de maniobra de los demócratas es muy limitado. Esgrimen que sin esta ley, habrá una oleada de protestas entre la ciudadanía y subrayan que los republicanos no tienen otro proyecto para remplazarla. “No tienen ideas. Su propósito es anularla y luego retrasar su desaparición hasta que se les ocurra un nuevo plan. No destruyes una casa, sin tener otra para vivir” ha declarado el senador demócrata Bernie Sanders.

Entre los 320 millones de estadounidenses, 47 millones no tenían seguro médico, antes del Obamacare. Desde que la ley entró en vigor en 2010, se han asegurado 20 millones de personas.

Aunque, rubricar la llamada “Ley de atención asequible” supuso una ruda batalla legislativa, que costó caro a los demócratas. Los republicanos intentaron enmendarla parcial o totalmente en más de cincuenta ocasiones. Llegaron incluso a recurrir al Tribunal Supremo de Estados Unidos, para intentar anularla.

Los conservadores consideran que supone una intrusión del estado en el mercado de los seguros médicos y Donald Trump, presidente electo, la ha convertido en uno de sus caballos de batalla. En agosto decía:“vamos a deshacernos del Obamacare, vamos a derogarlo y a remplazarlo. Ha causado un aumento de dos dígitos en el precio de la cuota y vamos a dar elección a los consumidores y los pacientes del país”

Después de su único encuentro en el despacho oval con Obama, el pasado mes de noviembre, Trump suavizó su intención hablando de una enmienda del texto. El teimpo dirá ahora donde se situará el cursor.