Última hora

Turquía detiene a dos altos cargos del grupo propietario del diario Hürriyet

La policía turca detuvo este jueves a dos altos cargos del poderoso conglomerado turco Dogan Holding, uno de los conglomerados más importantes del país y el propietario del diario “Hürriyet” y la CNN…

Leyendo ahora:

Turquía detiene a dos altos cargos del grupo propietario del diario Hürriyet

Tamaño de texto Aa Aa

La policía turca detuvo este jueves a dos altos cargos del poderoso conglomerado turco Dogan Holding, uno de los conglomerados más importantes del país y el propietario del diario “Hürriyet” y la CNN turca.

El principal asesor jurídico del grupo, Erem Turgut Yücel, y un ex director ejecutivo, Yahya Üzdiyen, han sido arrestados tras el registro de sus respectivas casas y despachos, en el marco de una investigación sobre los organizadores del fallido golpe de Estado del pasado julio en Turquía, según detalló la compañía en un comunicado .

Las detenciones han hecho caer en picado el valor de Dogan Holding, aunque más tarde se ha recuperado ligeramente. La empresa ha asegurado que la intervención “se ha limitado a las oficinas personales de ambos ejecutivos y que no afecta al resto de operaciones del grupo o sus filiales”.

La misma operación ya motivó el arresto de otro directivo del grupo a principios de diciembre: el representante de la compañía en Ankara, Barbaros Muratoglu, que fue acusado de “ayudar a un grupo terrorista” en alusión a la corriente que encabeza el clérigo Fethullah Gülen , exiliado en Estados Unidos.

Ankara culpa al predicador y sus seguidores de impulsar la intentona golpista que causó más de 240 muertos y ha promovido importantes purgas. Alrededor de 120.000 personas, incluyendo profesores, militares, policías, jueces y periodistas han sido detenidas, despedidas o suspendidas en su actividad.

De las cerca de 100.000 personas que han sido investigadas, más de 41.000 permanecen encarceladas. Centenares de empresas, incluyendo medios de comunicación, han sido asimismo intervenidas.

Dogan Holding no ha sido acusada formalmente de ningún delito y sus representantes niegan cualquier conexión con Gülen.

No es la primera vez que el periódico “Hürriyet” se halla en el punto de mira. En septiembre pasado fue atacado en dos ocasiones por partidarios del presidente Recep Tayip Erdogan.

Por otra parte, la censura y la toma de control de los medios se ha tornado habitual en Turquía. En marzo pasado, las autoridades asaltaron la redacción del importante diario opositor “Zaman” y lo pusieron bajo su control.