Última hora

Última hora

Chipre: principales escollos para la reunificación

Tres días para resolver los tres asuntos más espinosos.

Leyendo ahora:

Chipre: principales escollos para la reunificación

Tamaño de texto Aa Aa

Tres días para resolver los tres asuntos más espinosos. Los líderes chipriotas, el griego Nikos Anastasiadis, a la izquierda, y el turco Mustafa Akinci, negocian sobre los principales obstáculos que impiden la reunificación de Chipre.

La isla mediterránea está dividida desde la invasión turca en 1974, que siguió a una tentativa de golpe de Estado inspirada por los griegos. Fue solo 14 años después de la independencia del Reino Unido en 1960.

Para garantizarla, los Acuerdos de Zurich y Londres de 1960 otorgan al Reino Unido, Grecia y Turquía el poder de intervenir en la isla en caso de ruptura del orden constitucional.

Esta circunstancia complica aún más las negociaciones de un acuerdo de paz. Los habitantes de la isla son plenamente conscientes, como subraya Hasan Chirakli, Turcochipriota residente en Nicosia, la capital aún dividida: “Esperemos que se pongan de acuerdo sobre los asuntos pendientes, como el Tratado de Garantías y otras cuantas cosas, y que a finales de mes, nos den la buena noticia de que volvemos a ser un país unido.”

El estatuto de los 30.000 a 40.000 soldados turcos desplegados en el norte de la isla es uno de los asuntos cruciales; la parte griega exige su salida, mientras que la parte turca insiste en la permanencia de un determinado número de efectivos.

Otra cuestión problemática es la territorial las partes deben dividir la isla entre dos comunidades que formarán un Chipre unificado, una federación bizonal y bicomunal con igualdad política para un Estado de soberanía única, ciudadanía única y personalidad internacional única.

Ourania Peletie, consejera municipal grecochipriota de Morphou:
“Creo que hay soluciones para eso. Le recuerdo que en 1974, cuando las tropas turcas nos convirtieron en desplazados forzosos, no había acuerdos sobre dónde íbamos a quedarnos. Vivíamos bajo los árboles en tiendas de campaña.”

Actualmente, Chipre tiene 1,1 millón de habitantes, de los que el 20% son turcochipriotas y el 80% grecochipriotas. Este desequilibrio plantea también un problema a la hora de llegar a un acuerdo sobre el modelo presidencial, ya que la Constitución de 1960 establece que el presidente sea grecochipriota y el vicepresidente un turcochipriota elegidos únicamente por sus comunidades. Pero los turcochipriotas quieren una presidencia rotatoria, a lo que los grecochipriotas se oponen.