Última hora

Última hora

Más incógnitas que certezas a 100 días de las presidenciales en Francia

Quedan cien días para que Francia elija un nuevo presidente y los candidatos ya tratan de ganar peso en la escena europea y, en especial, ante el aliado alemán.

Leyendo ahora:

Más incógnitas que certezas a 100 días de las presidenciales en Francia

Tamaño de texto Aa Aa

Quedan cien días para que Francia elija un nuevo presidente y los candidatos ya tratan de ganar peso en la escena europea y, en especial, ante el aliado alemán. Es el caso Emmanuel Macron, quien ha rendido homenaje en Berlín a las víctimas del atentado contra el mercadillo de Navidad. Desde allí ha propuesto un acuerdo de Schengen “reforzado” con miles de policías adicionales vigilando las fronteras.

“Estoy convencido de que es el destino histórico de Francia y Alemania luchar juntos contra el terrorismo”, dijo Macron. El exministro socialista, que ha virado hacia posiciones centristas, sube con fuerza en las encuestas, en las que ya obtiene el 16 por ciento de las intenciones de voto convirtiéndose en una de las figuras clave de esta carrera electoral.

Entretanto, François Fillon, candidato incostestable de la derecha tras imponerse en las primarias, ha frenado su avance en los sondeos. Su programa, tachado por muchos de ultraliberal, provoca desconfianza entre las clases populares, que temen perder beneficios sociales.

El pulso electoral lo disputan por el momento Fillon y Marine Le Pen, que cabalga segura hacia las presidenciales como líder del Frente Nacional, mientras otea en el horizonte el palacio del Elíseo. Todas las previsiones la sitúan en la segunda vuelta, si bien ninguna la da como ganadora.

Al mismo tiempo, en la izquierda cunde el caos y la división, tras la decisión del presidente François Hollande de no presentarse a la reelección. El nombre del candidato saldrá de las primarias del próximo 29 de enero.

Según un sondeo publicado este martes, el 62 por ciento de los votantes franceses declara que irá a votar “por deber”, pero “sin ningún entusiasmo” en vista de los candidatos que hay en liza.