Última hora

Miembros de la Iglesia Ortodoxa rusa celebran cada año por navidad un concurso de esculturas de hielo. Basadas en motivos religiosas, estas singulares piezas efímeras atraen cada año a numerosos visitantes a Ekaterimburgo, incluido el patriarca Cirilo.

La escultura ganadora fue la de un niño Jesús rodeado de ángeles cantores.

Más No Comment