Última hora

Última hora

La UE estudia crear una nueva legislación para los robots y la inteligencia artificial

En una sociedad cada vez automatizada, el lugar que ocupan las máquinas en nuestra vida cotidiana es cada vez mayor.

Leyendo ahora:

La UE estudia crear una nueva legislación para los robots y la inteligencia artificial

Tamaño de texto Aa Aa

En una sociedad cada vez automatizada, el lugar que ocupan las máquinas en nuestra vida cotidiana es cada vez mayor. A los clásicos electrodomésticos se suman los teléfonos móviles, las llamadas televisiones inteligentes, tabletas, ordenadores, relojes con cada vez más funciones y viviendas cada vez más domotizadas que ejecutan cada vez más tareas que antes hacíamos nosotros.

Frigoríficos que hacen la compra, persianas que suben o bajan según la intensidad del sol o luces que se encienden cuando se entra en una habitación han dejado de ser elementos propios a la ciencia ficción para entrar en nuestras vidas.

Esa robotización de la vida cotidiana puede hacernos la vida más cómoda pero también plantea interrogantes. A pesar de que las máquinas avanzan hacia una mayor autonomía gracias al desarrollo de la inteligencia artificial, no existe una legislación que enmarque la relación de los seres humanos con los robots y eso es precisamente lo que la Comisión Europea intenta desarrollar, un conjunto de normas que regulen la responsabilidad civil y ética de los robots.

La Comisión de Asuntos Jurídicos de la Comisión Europea ha aprobado este jueves, con 17 votos a favor, dos en contra y dos abstenciones, un informe en el que se pide la creación de un marco jurídico europeo para garantizar que los robots se mantengan al servicio de las personas.

Para ello proponen que se constituya una agencia comunitaria que asesore a los diferentes organismos de la Unión Europea en temas de robótica e inteligencia artificial. También piden un código de conducta ética voluntario que, por ejemplo, obligaría al que lo suscribe a poner un botón de apagado de emergencia en los robots en el momento de su fabricación.

El tema de la responsabilidad en el caso de un accidente entre un coche con conductor y otro que no tenga también es importante y los miembros de la comisión piden que se imponga un seguro obligatorio además de un fondo para pagar los daños provocados por este tipo de vehículos. También proponen la creación de un estatuto jurídico específico de “personas electrónicas” para los robots autónomos más sofisticados.

El tema laboral, con la supresión de puestos de trabajo provocados por la robotización de las empresas, también es algo que preocupa a los miembros de la Comisión, que exigen que se legisle para adaptarse a los cambios sociales que el desarrollo tecnológico generan.

El Parlamento Europeo valorará en febrero el informe.