Última hora

Leyendo ahora:

Sorpresas y clásicos en el Concierto de Año Nuevo de Viena bajo la batuta de Dudamel


musica

Sorpresas y clásicos en el Concierto de Año Nuevo de Viena bajo la batuta de Dudamel

En asociación con

Cada uno de enero, el Musikverein de Viena da la bienvenida al nuevo año al son de valses y polkas de la dinastía de los Strauss y sus contemporáneos.

Un Concierto de Año Nuevo interpretado por la Orquesta Filarmónica de Viena y retransmitido en más de 90 países. A sus 35 años, el venezolano Gustavo Dudamel se ha convertido en el director de orquesta más joven que haya dirigido este célebre concierto.

“No te puedes imaginar la alegría, la emoción, el compromiso, y el disfrute de poder estar aquí bailando todas estas polkas y estos valses junto a la Orquesta Filarmónica de Viena.”

“En este mundo en que vivimos, donde cada vez se crean más fronteras, más muros entre nosotros, este concierto une a millones de personas y las une a través de la música. El puente es la música, es la belleza; por eso siempre digo que la música y el arte tienen que ser un derecho fundamental de todas las personas.”

Andreas Grossbauer, presidente de la orquesta y uno de los violinistas principales, destaca uno de los momentos culminantes del concierto:

“La gente se sintió realmente conmovida durante la escena “Salida de la luna” del director Otto Nicolai, uno de los fundadores de la Orquesta. Es como si durante el coro, desde el órgano cayera al público una lluvia de plata. Vimos como el mismo Gustavo Dudamel se sintió profundamente conmovido.”

Siete de las 20 obras incluidas en el programa oficial son “estrenos” con alguna que otra sorpresa y grandes clásicos. Un reto que Dudamel desempeñó con maestría y modestia.

“Es un concierto muy difícil porque es música muy hermosa, muy natural, pero en gran cantidad. Entonces, es como cocinar, tú puedes ser un buen cocinero y cocinar para ti, para tus amigos, para tu esposa, pero cuando tienes que cocinar para muchas personas, en este caso, el menú es gigantesco porque son muchas piezas. Entonces, se hace un poco más complejo pero, al mismo tiempo, yo no lo veo como un sufrimiento por la complejidad y lo difícil, no. Esto también forma parte del disfrute, a veces, el disfrute también tiene su complejidad.”

Andreas Grossbauer, presidente de la Orquesta Filarmónica de Viena:

“El Danubio Azul es el himno secreto de los austríacos, o la “Marcha Radetzky”. Durante mucho tiempo no entendí por qué era tan especial para ellos, ahora sí: es como una especie de alivio, casi una redención, así lo sentí desde mi primer concierto.”

Selección del editor

siguiente artículo
Joyce DiDonato: "Soy muy idealista. Creo que podemos cambiar el mundo"

musica

Joyce DiDonato: "Soy muy idealista. Creo que podemos cambiar el mundo"