Última hora

Leyendo ahora:

La "niña del napalm" recobra la sensibilidad cutánea, 44 años después de la tragedia


internacionales

La "niña del napalm" recobra la sensibilidad cutánea, 44 años después de la tragedia

“Siempre pensé que sólo conseguiría el alivio en el paraíso, pero ahora nuestra Tierra se ha convertido en mi paraíso”. Esta confidencia Phan Thị Kim Phuc la ha realizado al rotativo estadounidense Miami Herald. Y cobra toda fuerza cuando se sabe que quien habla es la mujer que entró en la historia como la “niña del napalm”.

El Miami Herald es uno de los pocos periódicos en hacerse eco de la gran recuperación de Phuc, nombre que significa “Felicidad” y que ahora refleja su estado de ánimo. Y tiene su explicación en el hecho de que es en una clínica de Miami, en Florida, donde la víctima de la Guerra del Vietnam, convertida sin quererlo en símbolo del horror de ese conflicto, es tratada, a pesar de vivir desde hace más de veinte años en Canadá. Y este fin de semana, Phuc quiso anunciar que finalmente había recuperado la mayor parte de la sensibidad de su piel, tras 44 años de sufrimiento y resignación.

Otra foto, menos conocida, de la niña quemada por el napalm:

“En algunas zonas, mi piel es suave, ¡es bella!”, se alegra esta mujer de 53 años, que siendo tan sólo una chiquilla de 9 años, había sido fotografiada el 8 de junio de 1972, con la ropa arrancada por el napalm,desesperada, huyendo en una carretera de su pueblo natal, Trang Bang, en el sur del Vietnam. La instantánea, tomada por Nick Ut, uno de sus compatriotas que trabajaba para la agencia estadoundinense Associated Press fue publicada en el mundo entero y aún hoy es una foto emblemática.

Nick Ut recibió el premio Pulitzer por esta foto:

Phan Thi Kim Phuc, con quemaduras de cuarto grado en la espalda y el brazo izquierdo, consiguió sobrevivir de hospital en hospital, con la ayuda de varios benefactores, entre ellos el reportero que captó su tragedia, Nick Ut.
Y ahora debe su recuperación a la doctora estadounidense Jill Waibel, directora de la clínica dermatológica de Miami especializada en tratamientos con tecnología láser. Esta terapia, bastante puntera, permite hacer desaparecer poco a poco la epidermis cicatrizada y regenerar la piel en profundidad, lo que puede volver a dar sensibilidad a los nervios y hacer recobrar las sensaciones al tacto.

Phuc y Jill, la paciente y su angel de la guardia:

Phuc siente por fín las caricias de su nieto

La médico, muy conmovida por la historia de Phuc, ha hecho lo imposible por despertar las partes del cuerpo muertas desde hace más de 44 años. Probó más de 50 láseres distintos para conseguirlo, según explicó al Miami Herald. El precio del tratamiento es exorbitante, unos 1 500 dólares por sesión, pero la doctora Waibel decidió no hacerle pagar ni un céntimo. Al cabo del tiempo, las dos mujeres se han convertido en cómplices.

La mujer que fue símbolo de la Guerra del Vietnam aún no da credito a lo que le ocurre. “Nunca pensé que un día mis heridas podrían curarse y olvidar el dolor”.
Pero lo que más emociona a Phan Thi Kim Phuc es que, desde hace unos días, cuando toma a su nieto en sus brazos, puede sentir sus caricias.

En euronews estamos orgullosos de contar con periodistas en todo el mundo listos para presentarles los puntos de vista locales sobre las noticias internacionales. Lea más sobre este tema en la lengua en la que ha sido escrito.

internacionales

La UE estudia crear una nueva legislación para los robots y la inteligencia artificial