Última hora

Durante la fiesta de la epifanía, numerosos padres acudieron el 19 de enero a la catedral ortodoxa de la Santa Trinidad en Tiflis, la capital georgiana, para bautizar a sus hijos.

Un bautismo de masas auspiciado por el influente patriarca de la Iglesia Ortodoxa georgiana, Ilia II quien para incentivar la natalidad en el país propuso otorgar,personalmente, este sacramento al tercer hijo de cada familia. Este año han sido 780 niños.