Última hora

Leyendo ahora:

Cazadores de exoplanetas


space

Cazadores de exoplanetas

En asociación con

“Los expertos en exloplanetas han conseguido localizar 3559 pero se cree que puede haber, literalmente, billones en la Vía Láctea. Nos lo cuentan los expertos”, explica Jeremy Wilks, especialista en temas espaciales en Euronews.

El primer exoplaneta descubierto se parece a lo que conocemos como “Júpiter caliente”, un planeta gigante que orbita cerca de su estrella.

Lo descubrió el profesor Michel Mayor de la Universidad de Ginebra en 1995, entonces, fue considerado una revolución para la astronomía.

Desde entonces, se han descubierto 3559 exoplanetas, el contador sigue activo.

“Es impresionante, es increíble ver que, en los últimos veinte años, hemos pasado de un sueño, cuando nos preguntábamos si había planetas que orbitaban alrededor de otras estrellas, a un descubrimiento de tal amplitud,” explica Michel Mayor.

En las últimas dos décadas, los expertos se han focalizado en la caza de planetas pequeños como el nuestro.

“Hay temas específicos que nos apasionan como encontrar planetas habitables, rocosos, planetas como la Tierra, a una distancia de su estrella que permita la existencia de agua en forma líquida”, explica Michel Mayor.

La mayoría de los exoplanetas no pueden ser observados directamente porque su visibilidad es muy débil comparada a la estrella alrededor de la cual orbitan.

Los científicos se las han ingeniado para detectarlos a distancia. Nos lo explica el experto en exoplanetas, David Ehrenreich, de la Universidad de Ginebra:

“Les voy a explicar, con un ejemplo, cómo detectamos los planetas: con estas dos bolas de nieve, la pequeña representa un planeta gigante, como Júpiter, un gigante gaseoso y, aquí, tenemos a su estrella, un poco más pequeña que el sol. Puesto que no podemos observar directamente el planeta, vamos a aplicar un método que consiste en registrar los movimientos de la estrella, perturbados debido a la traslación del planeta, así podremos medir la masa del planeta. En ciertas ocasiones, tenemos suerte y podemos ver el planeta pasar delante de su estrella, un pequeño eclipse que va a revelarnos el tamaño del planeta. Eso es precisamente lo vamos a medir desde el espacio gracias a la misión CHEOPS.”

CHEOPS es un telescopio espacial de la Agencia Espacial Europea aún en construcción que será lanzado al espacio el año que viene. Será capaz de medir el radio de los exoplanetas con un precisión hasta ahora desconocida.

Los datos que recoja enriquecerán los observados desde el Observatorio del Sur de Europa y el VLT, el telescopio situado en Chile, especializado en la búsqueda de planetas rocosos como la Tierra.

Esta primavera, el Telescopio situado en Chile (VLT) mejorará su capacidad para cazar exoplanetas con un nuevo instrumento construido aquí, en el observatorio: un espectrógrafo denominado ESPRESSO.

“Bienvenidos a la sala blanca del Observatorio de Ginebra que alberga el espectrógrafo ESPRESSO. Espresso es todo lo que ven aquí, en el interior de este depósito al vacío. La luz llega aquí a través de este aparato, es recogida y enviada a través de una fibra óptica minúscula, del grosor de un pelo. La fibra óptica lleva la luz hasta aquí y, en este espectrógrafo, va a ser descompuesta en sus diferentes colores. Es la función propia del espectrógrafo, analizar esos espectros y deteminar la velocidad de las estrellas. Esa es nuestra especialidad aquí, este instrumento es el Ferrari de los espectrógrafos, nos va a ayudar a buscar todas las tierras habitables, así lo esperamos,” explica Francesco Pepe, investigador jefe de ESPRESSO, de la Universidad de Ginebra.

Gracias a innovaciones como CHEOPS y ESPRESSO las investigaciones sobre los exoplanetas pueden acelerarse.

Así que, ¿podremos descubrir otro planeta como el nuestro, rocoso con agua líquida y una atmósfera respirable?

La astrofísica Carole Haswell de la Open Universty se muestra optimista:

“El cambio en la intensidad de la luz que la traslación de la Tierra puede causar es de una ínfima parte del 1%. Así que, si pensamos que para medir la luminosidad de una estrella debemos tener en cuenta ese centésima parte de un uno por ciento en un espacio de tres años, no se trata de algo trivial. Creo que terminaremos por descubrir que hay planetas habitables con agua líquida en su superficie que serán potencialmente explorables.”

Cazar esos exploplanetas parecidos a la Tierra requiere un alta precisión. El mundo de la ciencia recompensa este tipo de búsqueda incitando a que nuevos investigadores secunden los pasos de los pioneros.

“Este cifra no llega sola, quiere decir que hay muchas personas trabajando en este área. Este antiguo sueño de la humanidad se ha apoderado de la ciencia”, dice Michel Mayor, profesor emérito de la Universidad de Ginebra.

De “Júpiter caliente” a los planetas helados, se cree que nuestra Vía Láctera está poblada por billones de exoplanetas, otros muchos billones más a través del universo. Los cazadores de exoplanetas los persiguen.

Selección del editor

siguiente artículo

space

El futuro de Europa en el espacio