Última hora

Leyendo ahora:

El drama de los iraníes a quienes se les prohibe viajar a EEUU, por el decreto de Trump


EE.UU.

El drama de los iraníes a quienes se les prohibe viajar a EEUU, por el decreto de Trump

ALL VIEWS

Teclear para averiguar

Detenido, expulsado…

El drama de los iraníes que esperaban a sus parientes en el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles el sábado podía leerse en pancartas y rostros. Desde el decreto de Trump, los iraníes tienen vetada su entrada en Estados Unidos.

Hossein Khoshbakhty es irano-estadounidense, está esperando a su hermano, pese a tener la “tarjeta verde” le han llamado para anunciarle que será deportado. Tiene sesenta años. Llora. Dice: “no sé qué tengo que hacer. Escapé de Irán para venir a este país, porque allí hacían lo mismo y ahora tenemos la misma situación aquí. Hace quince o veinte años que tengo la nacionalidad estadounidense y mi hermano no hizo nada malo en nungún lado. Yo tampoco he hecho nada malo”.

Nima Enayati, bioingeniero iraní hace su doctorado en la Universidad Politécnica de Milán. Iba a participar en un intercambio de seis meses en la Universidad de Stanford, en California, pero no pudo embarcar en el aeropuerto de Malpensa. Se lo impidieron por su nacionalidad. Confiesa que le “preocupa más otro viaje previsto. Hemos recibido financiación de una de las mayores empresas especializadas en robótica quirúrgica. Supongo que si la situación no cambia, no podré pedir un visado ni ir allí a presentar el proyecto. Personalmente, y como mínimo, emocionalmente esto va a suponer un duro golpe para mi.”

La comunidad científica y académica
figura entre las más afectadas por la prohibición de viajar. Mana, que estudia un doctorado en el Hasso Plattner Institute de Postdam, es iraní y tenía su visado y un billete para ir a California en febrero. Dice que quería quedarse “un mes en Palo Alto. Por supuesto me sentí muy triste. No pude ir con mis colegas y amigos de Hasso Plattner. No pude unirme al equipo y tampoco podré realizar mi estudo de caso en Stanford”.

Soosan Lolavar es irano-británica. El año pasado obtuvo una beca Fulbright para estudiar en la Universidad de Carnegie Mellon. Al ser artista Soosan podría obtener un permiso especial para ir a Pittsburg al estreno de su ópera “ID please” en abril. Pero duda. “Por un lado, sería fabuloso poder ver la representación de mi ópera. Hay un montón de gente que ha participado en este proyecto y no les quiero defraudar. Pero por otro, no quiero un permiso especial. En estos casos la solidaridad es realmente importante”, declara.

ALL VIEWS

Teclear para averiguar

En euronews estamos orgullosos de contar con periodistas en todo el mundo listos para presentarles los puntos de vista locales sobre las noticias internacionales. Lea más sobre este tema en la lengua en la que ha sido escrito.

Francia

Fillon denuncia un "golpe de Estado" de la izquierda para dinamitar su candidatura a las presidenciales francesas