Última hora

Última hora

Fillon denuncia un "golpe de Estado" de la izquierda para dinamitar su candidatura a las presidenciales francesas

La candidatura a las presidenciales francesas del exprimer ministro galo François Fillon, se tambalea por los supuestos escándalos desvelados por la prensa

Leyendo ahora:

Fillon denuncia un "golpe de Estado" de la izquierda para dinamitar su candidatura a las presidenciales francesas

Tamaño de texto Aa Aa

El exprimer ministro francés François Fillon denuncia un “golpe de Estado” de la izquierda para dinamitar su candidatura a las presidenciales francesas. El

allviews Created with Sketch. Punto de vista

"En la historia de la quinta república esta situación jamás se ha producido, nunca a menos de tres meses de una elección presidencial. Una operación de tal envergadura sólo puede ser ideada para intentar eliminar a un candidato por una vía distinta a la democrática."

François Fillon exprimer ministro francés
“Le canard enchaîné” publicó que su esposa, Penélope, cobró casi un millón de euros por dos empleos supuestamente ficticios. Desde entonces su popularidad ha caído en picado y los escándalos no cesan.

Para defendese, Fillón declaró que contratar a su mujer es legal, añadiendo que cuando fue senador, hubo ocasiones en las que remuneró a sus dos hijos, que eran abogados, para que se encargaran de misiones bien precisas y porque tenían las competencias necesarias. Es legal

Declaraciones que llevaron a nuevas pesquisas sobre el ya apodado “Fillon gate”:

. En total su mujer Penélope habría percibido de las arcas públicas más de 831.000 euros en quince años por dudosos empleos que se investigan, y dos de sus hijos – ambos estudiantes de derecho y no abogados cuando les contrató – más de 83.000 euros.

El ganador de las primarias de la derecha francesa se enloda con el paso de las horas. Este miércoles Mediapart que el exprimer ministro francés creó su propia empresa de consulting y es consejero y miembro del comité estratégico de Ricol Lasteyrie, una empresa asesora de varias empresas que cotizan en bolsa. Un trabajo que jamás ha declarado publicamente. Él persiste: es víctima de una caza de brujas, orquestada por la izquierda.

Fillon ha declarado que “en la historia de la quinta república esta situación jamás se ha producido. Nunca a menos de tres meses de una elección presidencial. Una operación de tal envergadura sólo puede ser ideada para intentar eliminar a un candidato por una vía distinta a la democrática.”

El dossier crece día a día y ahora le toca a la Fiscalía pronunciarse. El Tribunal Supremo puede cerrar el caso sin más medidas; o abrir una investigación judicial que, si se ajusta a la duración media en Francia, podría llevar treinta meses.

El “Fillon gate” es una patata caliente en manos de los Republicanos. La intención de voto a Fillon ha caído entre cinco y seis puntos en menos de un mes y no estaría garantizado su paso a la segunda vuelta de las presidenciales en mayo. Entre bambalinas se prepara ya el plan B: Alain Juppé que quedó detrás de él en las primarias de la derecha, de momento no acepta sustituirle. El alcalde de Burdeos a sus 71 años representa para muchos un choque generacional frente a sus rivales políticos: Benoît Hamon, Emmanuel Macron o Marine Le Pen. Sin olvidar que su condena en 2004 por empleos ficticios le resta credibilidad.

Entre pasillos, se mencionan los nombres de las jóvenes promesas del partido: François Barouin, Xavier Bertrand o Laurent Wauquiez

Mientras tanto, Francia y Europa siguen con lupa las sacudidas de la derecha gala.